Prevención y Control de Brucelosis Caprina

Es una enfermedad producida por la bacteria Brucella melitensis que afecta principalmente al ganado caprino. Los animales se infectan a través de la ingestión de alimentos (incluyendo leche en caso de cabritos) y aguas contaminadas por el contacto con fetos abortados, placenta, descargas vaginales.
 
Puede afectar a la mayoría de las especies domésticas y al hombre en el que la infección por Brucella melitensis es considerada la más patógena e invasora. El hombre se infecta por contacto directo o indirecto por consumo de leche cruda de cabra o queso fresco contaminado, a veces estos casos aumentan por la mezcla de leche de cabra con la de vaca.
 
El signo mas evidente en las cabras es el aborto en el tercer o cuarto mes de gestación, pudiendo registrarse una “tormenta de abortos” cuando se inicia la enfermedad, seguida por un periodo de resistencia del rebaño donde no se presentan abortos. Después del aborto (ocasionado por la placentitis que produce la Brucella al invadir el útero), persiste la infección uterina durante 5 meses aproximadamente, y las glándulas mamarias pueden permanecer infectadas durante años. En las cabras la mastitis es común y en un hato puede ser el primer signo que llame la atención; se puede observar coágulos en la leche así como pequeños nódulos en la glándula mamaria. La infección ocasiona una pérdida de 20 al 25% de la producción de leche por interrupción del periodo de lactación debido al aborto.
bennema
Foto: cortesía de Sita Bennema y Hanneke Mertens