Prevención y Erradicación de la Fiebre Aftosa

DESCRIPCIÓN DE LA ENFERMEDAD:

La Fiebre Aftosa es una enfermedad animal altamente contagiosa, producida por un virus; de gran difusión, curso agudo, especial gravedad (alto número de animales enfermos) y escasa mortandad; que si bien es cierto no afecta a las personas, su importancia radica en los efectos devastadores que produce tanto en la ganadería como en el comercio exterior de animales, productos y subproductos.

Esta enfermedad puede presentarse en el ganado vacuno, ovino, caprino, porcino y camélidos sudamericanos; afectando igualmente a animales salvajes como ciervos, renos, jabalís, búfalos, etc; Es decir, a todos los animales llamados de pezuña hendida o partida.
La Fiebre Aftosa fue reconocida en el Perú en el año 1910; habiéndose comprobado en los brotes ocasionales de la enfermedad (mediante diagnósticos de laboratorio), la prevalencia de las cepas virales A, O y C de esta enfermedad.

La característica de presentación de esta enfermedad, se da mediante la manifestación de focos esporádicos; habiéndose determinado que la presencia de la Fiebre Aftosa en territorio peruano es dependiente de fuentes de infección situadas fuera de nuestro territorio, y que tal dependencia implica necesariamente interconexiones de sus ciclos y sistemas ganaderos.

Principales signos:

Los animales enfermos presentan decaimiento, fiebre alta, con ampollas o lesiones en hocico, patas y pezones. Las ampollas del hocico le producen gran salivación o babeo abundante; impidiéndoles alimentarse. Las ampollas de las patas al romperse le provocan gran dolor y cojera intensa.
Tanto en terneros como en lechones existe una presentación cardiaca de la enfermedad. Los animales que padecen esta presentación se aíslan del resto del lote, se agitan fácilmente y permanecen echados. En general, la muerte se produce entre 12-24 horas post-caída; aunque algunos animales pueden sobrevivir.
Se puede evitar la complicación bacteriana secundaria con la aplicación de antisépticos locales en pezuñas y ubres.

Transmisión de la enfermedad:

  • Por contacto directo entre animal enfermo y sano: El animal enfermo elimina el virus por la saliva, orina, semen, materias fecales y leche; contaminando pastos y agua.
  • A través de elementos contaminados: por consumo de agua y productos de origen animal como carne, vísceras y leche; alimento preparado y pasto; llantas de vehículos y herramientas de trabajo. También puede darse por transmisión aérea, siendo la inhalación la puerta de entrada.
  • A través de subproductos como: queso, cueros, sangre, vísceras y especialmente médula ósea, restos fetales y líquidos fetales contaminados.
  • A través de medios mecánicos: animales no susceptibles a la enfermedad como perros, zorros, caballos, aves, pájaros, insectos, residuos, etc.
  • A través del hombre: especialmente las personas que están en contacto con animales enfermos (sanitarios, ordeñadores, comerciantes de ganado, matarifes, etc); los cuales llevan el virus en sus vías respiratorias, manos, ropas, zapatos, etc. Es por esto último que hay que destacar el papel importante del hombre como transmisor de la enfermedad.

Histórico de Ocurrencia de Fiebre Aftosa en el Perú:
 

AÑOS SEROTIPO
O A *C
1994 +    
1995 +    
1996 +    
1997 + +  
1998 SIN OCURRENCIA
1999   +  
2000   +  
2001 SIN OCURRENCIA
2002 SIN OCURRENCIA
2003 SIN OCURRENCIA
2004 +    

* No se reporta desde el año 1983