Situación Zoosanitaria

En el Perú, la distomatosis es de carácter endémico y marcada estacionalidad, distribuido principalmente en valles interandinos, desde Cajamarca hasta Puno, habiéndose registrado decomisos de órganos en camales del orden de 25 a 85%. Su efecto se traduce en pérdidas económicas al criador por disminución de la producción así como por el decomiso de vísceras infectadas en los centros de beneficio o camales.
 
Las áreas de mayor ocurrencia de hidatidosis están circunscritas a las regiones rurales donde se crían ganado; con índices que varía según regiones y especies, fluctuando entre 7 al 92%, registrado en camales o centros de beneficio. Afecta al ganado ovino, bovino y camélido, ocasionando pérdidas a la economía del ganadero por la baja de la producción y el decomiso de vísceras infectadas. En su transmisión y difusión juega un rol preponderante el perro así como la falta de cultura sanitaria del poblador. Tiene importancia en salud pública, por ser transmisible al hombre, principalmente las poblaciones campesinas, muchas veces con consecuencias graves así como pérdidas de rendimiento laboral, gastos de hospitalización, intervención quirúrgica e incapacidades.