Evalúan de manera preventiva ganado lechero en Cajamarca

162

Para resguardar la sanidad del ganado lechero, el Ministerio de Agricultura y Riego evaluó la condición sanitaria de 38 040 cabezas de ganado para descartar la presencia de brucelosis bovina en la región Cajamarca.

Los monitoreos son indispensables dentro del trabajo preventivo que desarrolla el Senasa, tanto para asegurar la sanidad de la leche en la producción láctea, como para determinar la presencia o ausencia de la bacteria de la enfermedad (Brucella abortus) y ejecutar el oportuno control ante posibles brotes.

Para asegurar la producción láctea, el Senasa ejecuta la evaluación del ganado de las cuencas lecheras de diez provincias del departamento, en el marco del programa de certificación de hatos libres, mediante el cual se evaluaron 35,940 cabezas de ganado.

Paralelamente, el Senasa monitorea 2,100 animales en predios de ganadería familiar, de las trece provincias del departamento, que no participan del programa hatos libres, con el objetivo de mantener datos actualizados de la condición zoosanitaria de Cajamarca respecto a Brucella abortus.

Según el Censo Agrario 2012, Cajamarca es el principal departamento productor de ganado bovino con 724,478 animales y produce a diario un millón de litros de leche.

El monitoreo colecta muestras de sangre y leche, analizados mediante la prueba Rosa de Bengala y Elisa indirecta como prueba tamiz y, si hay reactores, se ejecuta un segundo análisis confirmatorio de Elisa Competitiva en el laboratorio oficial del Senasa.

La brucelosis

La brucelosis bovina es una enfermedad que afecta el sistema reproductivo e induce al aborto en el ganado. Además, representa un riesgo para la salud pública porque puede transmitirse al humano a través del consumo de leche cruda o quesos sin pasteurizar, ocasionando el mismo mal que en el ganado.

En humanos, la enfermedad detectada a tiempo tiene tratamiento, pero no ocurre los mismo en los animales. El ejemplar positivo debe ser sacrificado para evitar que siga difundiendo la bacteria, en el marco del reglamento de sanidad animal.

El Senasa recomienda a los productores exigir el certificado de animal libre de brucelosis al momento de la compra y los exhorta a evitar el ingreso de ganado carente de documentos zoosanitarios porque implica un riesgo para el sector ganadero.