Junín: Inspección a mataderos contribuye con la seguridad alimentaria

De los 17 mataderos registrados por el Senasa Junín, once (11) de ellos cuentan con Autorización de Funcionamiento.

3016

Senasa - Inspección a mataderos contribuye con la seguridad alimentariaEn el Reglamento Sanitario de Faenado de Animales de Abasto, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria -Senasa establece una serie de medidas para prevenir la aparición y diseminación de enfermedades causadas por el consumo de carne, como la inspección en los mataderos.

La inspección en los mataderos (establecimientos donde se faenan animales de abasto que están destinados al consumo humano) es de gran importancia en la red de vigilancia de las enfermedades animales, porque de esta manera se contribuye con la inocuidad de los alimentos de producción primaria destinados al consumo humano.

Los inspectores del Senasa Junín verifican que el faenado de animales de abasto se realice en mataderos que cuenten con autorización sanitaria de funcionamiento vigente y registro del Senasa.

Actualmente, de los 17 mataderos registrados por el Senasa Junín, once (11) de ellos cuentan con Autorización de Funcionamiento, cuatro (4) con Autorización de construcción y otros dos se encuentran en proceso de adecuación a la nueva normativa aprobada por el DECRETO SUPREMO N° 015-2012-AG.

El proceso de adecuación que siguieron los centros de procesamiento primario de carnes en la región se inició en enero del 2013, cuando los mataderos municipales de Jauja, Junín, Acobamba, Pichanaki, Satipo, Chupaca, Pangoa, San Ramón, Mazamari y Huasahuasi solicitaron el trámite de Autorización según las disposiciones establecidas por el Senasa.

De igual manera, los mataderos de los distritos de Huayucachi, Sicaya y Chilca (provincia de Huancayo), Chanchamayo, Canchayo (Yauli) y Concepción, siguieron el mismo proceso. En estos mataderos se faena cerca de 2500 bovinos, 700 ovinos, 550 porcinos, 2600 equinos y 30 camélidos por mes.

La autorización sanitaria de funcionamiento tiene una vigencia de cinco años, siempre que el local mantenga las condiciones bajo las cuales recibió el documento, y podrá ser renovado previa solicitud por lo menos 30 días hábiles antes de la fecha de vencimiento.

Inspecciones en mataderos

Durante las inspecciones, los servidores del campo del Senasa verifican las medidas higiénicas y de aseo que incluyen aspectos como:

–  El lugar donde se ubica el matadero.

–  Las construcciones, incluyendo muros, pisos cielos rasos, ventanas, puertas, la iluminación; la ventilación del edificio; todo el sistema de tuberías, alcantarillado.

– El aprovisionamiento de agua.

– Los guardarropas, vestuarios y servicios higiénicos del personal.

– La higiene del personal, ropa de trabajo, salud de los empleados.

– El control de plagas y vectores.

– Los equipos y utensilios de trabajo.

Esta tarea sirve para lograr la más alta calidad y los requerimientos de seguridad tanto para la exportación como para mercados locales.

La clasificación de mataderos se da en tres categorías de acuerdo al nivel técnico-sanitario del proceso de faena, disponibilidad de instalaciones equipamiento y materiales.

  • Uno, capacidad de faenar hasta 10 bovinos, 20 porcinos o camélidos y 30 ovinos o caprinos.
  • Dos, exclusivamente al consumo nacional
  • Tres, al faenado de animales que además podrían destinarse a exportación.