Vigilancia fitosanitaria del SENASA resguarda producción de fruta en la región Amazonas

141

Con el fin resguardar los cultivos hortofrutícolas, el MIDAGRI a través del Servicio de Sanidad Agraria – SENASA, dentro del plan de acción de apoyo a la agricultura familiar, monitorea la presencia de la plaga mosca de la fruta en zonas de prospección de los valles Marañón y Huayabamba en la región Amazonas.

Para esta labor, el SENASA tiene instalada una red oficial de vigilancia de 69 trampas del tipo Multilure y Jackson, que monitorean la presencia de la plaga en cultivos como mango, naranja criolla, guayaba, mandarina, chirimoya, ciruela, pacae, lúcuma, mamey, rocoto, papaya, zapote y otros cultivos hospederos de moscas de la fruta.

Con este monitoreo, se conoce las áreas infestadas o libres de la plaga, se determinan las especies de moscas de la fruta como Anastrepha ssp y Ceratitis capitata, presentes en los valles, los frutos afectados para luego los productores junto al Senasa establezcan una estrategia de control integrado (cultural – mecánico y químico).

Estas estrategias forman parte del Proyecto de Erradicación de Moscas de la Fruta – Proyecto Mosca IV – PRODESA, que tiene como fin declarar zonas libres de mosca de la fruta en las regiones de Tumbes, Amazonas, Cajamarca, Piura, Lambayeque, La Libertad, Apurímac, Cusco y Puno.

Como parte del programa, ya se realizó la difusión a más de 5,000 personas en temas relacionados al control cultural – mecánico, como recojo y entierro de frutos, rastrillado de suelo, podas sanitarias, entre otras; las cuales deben ejecutarse permanentemente, de esta forma se podrá controlar y erradicar a la mosca de la fruta.

Para garantizar el éxito de estas actividades, el SENASA cuenta con la participación activa de pequeños productores asociados e individuales, que reconocen la importancia de controlar y erradicar esta plaga, que perjudica la actividad económica y restringe el ingreso de sus productos a mercados de nuestro país e internacionales.

La evaluación de las trampas se realiza de forma semanal y a través de estas se ha obtenido información precisa respecto a las plagas de moscas de la fruta, el nivel poblacional y los avances que viene trayendo la ejecución de cada estrategia fitosanitaria planteada para la región.

Para el muestreo, se recoge de forma mensual alrededor 100 muestras de frutos. El objetivo del muestreo es conocer los hospedantes primarios, secundarios y ocasionales de las moscas de la fruta y el porcentaje de infestación de la plaga en un área determinada. El muestreo se complementa con actividades de disección, las cuales se realizan en los Laboratorios de Moscas de La Fruta, con los que cuenta la autoridad sanitaria.

Es necesario señalar que ambas labores son de gran importancia, si tenemos en cuenta que la mosca de la fruta es una de las plagas que ocasiona mayores pérdidas en la agricultura, pues afecta a más de 200 tipos de frutas y hortalizas.