Apurímac: SENASA intensifica inspecciones inopinadas a establecimientos que expenden plaguicidas

Nueve locales fueron fiscalizados en las provincias de Andahuaylas y Chincheros

1827

Con el objetivo de salvaguardar la salud humana y evitar daños ambientales, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa, del MINAGRI, está intensificando las acciones de control de los establecimientos que expenden plaguicidas de uso agrícola en Andahuaylas, provincia de la región Apurímac.

senasaLos servidores del campo inspeccionaron un total de seis tiendas que venden dichos productos, y esta labor de fiscalización contó con la participación de la municipalidad provincial de Andahuaylas, la Fiscalía de Prevención del Delito, Defensa Civil, la Subprefectura y la Policía Nacional del Perú (PNP).

Durante el operativo, el Senasa se encargó se verificar la calidad, trazabilidad y seguridad de los productos para garantizar su eficacia biológica y así promover su venta responsable.
La finalidad fue comprobar si las tiendas se encuentran debidamente registradas y cuenten con el respectivo certificado del Senasa, en cumplimiento al Decreto Supremo Nº 001-2015-MINAGRI, que aprueba el Sistema Nacional de Plaguicidas de Uso Agrícola.

Chincheros
También se realizó una inspección inopinada a tres establecimientos que comercializan plaguicidas de uso agrícola en la ciudad de Anco Huallo, provincia de Chincheros, con el propósito de constatar la fecha de su caducidad, pues el Senasa se ocupa de regular todas las actividades comprendidas en el ciclo de vida de tales productos, desde su fabricación hasta su disposición final.

El coordinador operativo del Senasa en Andahuaylas, Fritz Almanza, indicó que estas actividades de control evitan la comercialización indiscriminada de plaguicidas de uso agrícola adulterados o vencidos. Asimismo, recomendó a los productores adquirir los plaguicidas en establecimientos que cuenten con la autorización sanitaria del Senasa.

Dato
Estas inspecciones se desarrollaron en el marco de un acta de compromisos suscrito el 5 de febrero pasado entre el Ministerio de Agricultura y Riego, el Frente de Defensa Regional Agrario de Apurímac (Fedra) y los productores de papa de Andahuaylas.