MIDAGRI: SENASA prohíbe el registro, importación, formulación, distribución, comercialización y uso de DICOFOL

164

El Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego – MIDAGRI, a través del Servicio Nacional de Sanidad Agraria–SENASA, prohibió el registro, importación, formulación local, distribución, comercialización y uso de formulaciones comerciales de plaguicidas agrícolas que contengan el ingrediente activo Dicofol.

Esta disposición ha sido establecida mediante Resolución Directoral 0021-2021-MIDAGRI-SENASA-DIAIA, publicada hoy 15 de abril del 2021 en el diario oficial El Peruano.

El Dicofol, es un plaguicida clorado, considerado un Contaminante Orgánico Persistente (COPs) por el Convenio de Estocolmo y químicamente relacionado con otros plaguicidas prohibidos; se usa en otros países para el control de ácaros en diversos cultivos.

Es altamente persistente en el ambiente, moderadamente tóxico en mamíferos y extremadamente tóxico para peces, crustáceos, moluscos y algas; es bioacumulativo porque se acumula en los tejidos grasos de los humanos y puede desplazarse a largas distancias a través del aire y el agua.

Según el acuerdo internacional del Convenio de Estocolmo, cuyo objetivo es proteger la salud humana y el ambiente de Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs), establece que se deben tomar medidas para eliminar o reducir la producción, utilización, importación, exportación y emisión al ambiente de este plaguicida.

Nuestro país firmó este acuerdo en el 2001 y lo ratificó en el 2005, por ello a la fecha no se encuentran formulación comercial registradas en el Perú con el ingrediente activo Dicofol, tampoco hay solicitudes de trámite de registro de plaguicidas. Sin embargo, la decisión de su prohibición se realiza en forma preventiva, considerando que este tipo de peticiones podrían presentarse en cualquier momento, por lo que se deben adoptar oportunamente las medidas correspondientes en salvaguarda de la salud y el ambiente.

Acciones importantes

Como alternativa responsable con el ambiente y para el manejo integrado de plagas, el SENASA propicia el uso del control biológico y el desarrollo de las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA), en los principales cultivos y valles agrícolas del país para evitar el uso indiscriminado de agroquímicos y disminuir así, los residuos tóxicos en los alimentos.

Los profesionales del SENASA, especialistas en sanidad agraria e inocuidad agroalimentaria capacitan en control biológico a profesionales, técnicos y agricultores para que estas enseñanzas se repliquen a sus familiares y entorno.

Además de la capacitación, se desarrolla de manera permanente jornadas de fiscalización en establecimientos registrados, logrando en el 2020 fiscalizar a 2,752 establecimientos comerciales en el territorio peruano, cumpliendo en cada intervención, con los protocolos de seguridad establecidos para prevenir el COVID 19.