Apurímac: Más de 4 mil productores de valles interandinos son capacitados para el control de moscas de la fruta

168

Con el propósito de empoderar la agricultura familiar de los valles interandinos, el Ministerio de Agricultura y Riego, a través del SENASA, capacitó a 4 900 productores hortofrutícolas de la región Apurímac para la ejecución de labores control integrado de la plaga de mosca de la fruta.

Estas acciones forman parte del Proyecto de Erradicación de la Mosca de la Fruta IV, y se vienen ejecutando de forma segura desde el levantamiento de la cuarentena por el covid-19, teniendo en cuenta todas las medidas sanitarias establecidas por el Ministerio de Salud para prevenir su contagio, como el uso de equipos de protección, el lavado de manos y manteniendo el distanciamiento social.

El objetivo del SENASA es familiarizar al productor con el uso del control cultural-mecánico, que consiste en el recojo y entierro de fruta infestada por la plaga y remanentes, así como el rastrilleo de suelos y podas sanitarias.

También sobre el control etológico, que consiste en el uso, instalación y mantenimiento de trampas caseras; y el control químico, que consiste en el uso de cebos tóxicos para reducir la proliferación de la plaga.

Durante las jornadas, la autoridad sanitaria enseña a los productores el comportamiento de las moscas de la fruta, así como las acciones fitosanitarias que deben realizar para disminuir la incidencia de la plaga y de ese modo logren evitar pérdidas en su producción hortofrutícola.

En Apurímac, la producción de frutos como pacae, durazno, manzana, chirimoya, guayaba, nogal, naranja, mango, rocoto, recae en las manos de los productores de las provincias de Abancay, Andahuaylas, Antabamba, Aymaraes, Cotabambas y Grau, quienes ven en sus cultivos una importante oportunidad para mejorar su economía y lograr el desarrollo de sus familias.

Es importante señalar que el SENASA ha concretado las capacitaciones a productores, gracias a la concertación y acuerdos con los Comités para la erradicación de mosca de la fruta y el apoyo de autoridades locales como alcaldes, tenientes gobernadores, entre otros.

Dato: En Apurímac, el SENASA tiene instalada una red de monitoreo compuesta por 1222 trampas oficiales, en un perímetro de 2 mil 916 hectáreas.