Huancavelica: La sarna, amenaza de la producción alpaquera

3688

Senasa - Huancavelica - La sarna, amenaza de la producción alpaqueraLa crianza de camélidos sudamericanos domésticos como la alpaca (Lama pacos) constituye una actividad de gran importancia económica para las familias alto andinas del Perú, ya que proporcionan carne de alto valor proteico con bajo colesterol, así como su fibra de gran demanda nacional y mundial.

Pero, enfermedades parasitarias como la sarna representan un riesgo para la producción cárnica y sobre todo de la fibra. Aun cuando no es frecuente la muerte de animales por sarna, esta parasitosis tiene mucha importancia económica en las explotaciones alpaqueras por las pérdidas económicas que significan desde su infestación, al originar intranquilidad y estrés en el animal.

La sarna es causada por el ácaro Sarcoptes scabiei -variedad aucheniae- y por el Psoroptes communis de la variedad aucheniae, que atacan la piel de los animales causando lesiones dérmicas. Esta enfermedad constituye una endemia generalizada en todas las poblaciones alpaqueras del país. 

El ácaro Sarcoptes scabiei se ubica preferentemente en las zonas desprovistas de fibra, como la cara, axilas, entrepiernas y alrededor del ano y, en casos crónicos o generalizados, se extiende por todo el cuerpo. 

Mientras que Psoroptes communis se sitúa preferentemente en las orejas y puede extenderse hasta el cuello. En casos crónicos se extiende por el resto del cuerpo y su presencia es menos frecuente.

Ambos, al penetrar en la piel, desplazarse, reproducirse y alimentarse, forman túneles y galerías, por lo que lesionan en diversos grados la piel de las alpacas. 

Ciclo biológico

El ciclo de vida se inicia cuando penetran en la piel formando galerías donde depositan sus huevos. Estos eclosionan y salen las larvas de sólo seis patas, posteriormente, se transforman en ninfas de ocho patas, luego maduran a parásito adulto e inician un nuevo ciclo biológico.

En el caso del Sarcoptes scabiei, el ciclo de huevo hasta adulto puede durar de 18 a 35 días, y en el Psoroptes communis de 10 a 12 días.

La reproducción del ácaro se realiza dentro del animal enfermo donde se cumple todo el ciclo.

Síntomas de la enfermedad

  • Intensa comezón. El animal se encuentra inquieto tratando de rascarse las partes donde siente molestia.
  • Al examen clínico, se observan áreas inflamadas que se hacen heridas fácilmente por el rascado y dejan salir una secreción que va a producir el engrosamiento de la piel, dándole un aspecto acartonado.
  • Los animales bajan de condición. No pueden alimentarse normalmente por la molestia y acción perjudicial que ocasionan estos parásitos.
  • Cuando los parásitos afectan las orejas, el animal sacude constantemente la cabeza y puede ocasionarle una otitis purulenta.
  • Cuando la lesión se encuentra en las extremidades, se dificulta el desplazamiento del animal.
  • Disminuye significativamente la calidad y cantidad de la fibra producida.
  • En casos de ataque crónico se aprecia heridas costrosas, profundas y purulentas, comúnmente en el pecho, entrepiernas y vientre, las que desprenden un olor fuerte característico. 

Tratamiento

Inyectable: A través de medicamentos a base a Ivermectinas y Doramectinas. 

Prevención y control

  • Realizar evaluaciones dérmicas oculares periódicamente.
  • Evitar el ingreso de los animales sospechosos o con lesiones de sarna a un rebaño sano.
  • Ubicar los dormideros en zonas inclinadas.
  • Hacer rotación de canchas.
  • Cambiar de corral de pastoreo y dormidero.