MINAGRI: Pequeños productores agropecuarios son prioridad en Reglamento de Certificación y Fiscalización de la Producción Orgánica

595

El proyecto de reglamento que aprueba una nueva certificación orgánica de bajo costo favorece a los pequeños productores agropecuarios y se inició en coordinación entre el Ministerio de Agricultura y Riego – MINAGRI, a través del Servicio Nacional de Sanidad Agraria – SENASA, la Asociación Nacional de Productores Ecológicos del Perú – ANPE, presidida por Felimón Mechato y la UNALM  en el 2017.

En julio de ese año se presentó una propuesta de reglamento consensuada con la ANPE, el MINAGRI y otras organizaciones, la cual contó con la mediación del ex congresista Horacio Zeballos Patrón. Al año siguiente, la Comisión de Análisis de Calidad Regulatoria de la Presidencia del Consejo de Ministros aprobó el proyecto de Reglamento de Certificación y Fiscalización de la Producción Orgánica.

Luego se publicó el proyecto de Reglamento de Certificación y Fiscalización de la Producción Orgánica con Resolución Ministerial N°0086-2019-MINAGRI y el proyecto de Decreto Supremo que lo aprueba, el cual daba un plazo de 90 días para recibir opiniones y sugerencias, que venció el 12 de marzo de 2019.

Durante la consulta pública, la ANPE, presidida hoy por Eusebio Vásquez Ayala, solicitó la promulgación de una norma específica para el Sistema de Garantía Participativo – SGP que no considere a los Organismos de Certificación; además, requirió mantener términos y conceptos que vienen utilizando en la certificación orgánica que no aseguraban evitar un conflicto de intereses en la certificación orgánica en varios de sus Consejos Regionales, donde los productores tienen parentescos familiares con sus inspectores.

Al culminar el tiempo de consulta pública, SENASA se reunió en tres oportunidades con la ANPE y otras organizaciones, acogió sus sugerencias como la reducción de los costos de los Procedimientos Administrativos mediante el TUPA, el retiro de las tasas establecidas en porcentaje, la reducción de las multas de las obligaciones de los SGP y los operadores orgánicos con una fiscalización orientativa para velar por su cumplimento, así como que la georeferenciación o mapas de ubicación serían progresivos.

Además, solicitaron incluir los antecedentes del Sistema de Garantía Participativo en el país, la autorización de estos en cada jurisdicción donde se genera el producto, así como la homologación de los términos acorde a su manual de procedimientos con las del Reglamento.

El Reglamento de Certificación y fiscalización de la Producción Orgánica modificado por el Decreto Legislativo N°1451 busca mejorar los procedimientos que faciliten el acceso a la certificación de productos orgánicos producidos y elaborados por los pequeños productores al mercado nacional así como fortalecer la fiscalización de la producción orgánica a nivel nacional.

Los beneficios que brinda este reglamento a los pequeños productores son:

  • Un nuevo sistema de certificación orgánica de bajo costo y destinado al mercado nacional.
  • Articular sus productos orgánicos a los mercados con una certificación a bajo costo.
  • Comercializar sus productos como orgánicos en el mercado nacional en supermercados y malls.
  • Revalorar sus conocimientos ancestrales en prácticas agroecológicas equivalentes a la producción orgánica.
  • Un SGP en cada departamento para certificar la producción orgánica local.
  • Mayores ingresos: un producto orgánico certificado cuesta 2 a 3 veces el precio de uno convencional.