MINAGRI y productores avícolas establecen acciones para resguardar la producción nacional

418

El Ministerio de Agricultura y Riego, a través del SENASA, sostuvo una reunión con el gremio de industrias avícolas, para informar sobre la reformulación del proyecto piloto de Newcastle y las importaciones de abono de origen avícola procedentes del Reino de los Países Bajos.

La jornada se desarrolló en la región La Libertad y estuvo encabezada por el Jefe del SENASA, Miguel Quevedo, quien absolvió todas las consultas expuestas por los productores avícolas y las proyecciones que tiene la institución para salvaguardar la producción nacional en el 2020.

Según se especificó, se ha visto conveniente reformular el proyecto piloto priorizando acciones en el sistema sanitario avícola; no obstante,  el SENASA continuará con sus actividades operativas en la zonas de mayor producción avícola, así como en zonas de mayor atención por brotes de la enfermedad de Newcastle, a través de campañas de vacunación estratégicas.

Entre las acciones sanitarias de fortalecimiento se tiene previsto actualizar las normativas, fortalecer la vigilancia de enfermedades avícolas de impacto económico y de salud pública, así como el monitoreo a nivel nacional de los análisis microbiológico, para que de esta manera la producción peruana pueda cubrir las exigencias del comercio nacional e internacional.

Finalmente, el titular del sector informó que las importaciones de abono procedentes del Reino de los Países Bajos, no representan mayor riesgo para la avicultura nacional, teniendo en cuenta los procesos a los que se someten estos productos, previo a su importación.

En ese sentido, el SENASA estableció medidas sanitarias para mitigar al mínimo, los riesgos que implica la importación de productos de origen avícola, como estipulan las normas de la Organización Mundial de Comercio,  la Organización Mundial de Sanidad Animal, la normativa comunitaria y de esta manera,  proteger el estatus sanitario de nuestro país.