Polilla guatemalteca, la plaga de la papa que el Senasa monitorea para evitar que ingrese y se extienda en el país

375

El Ministerio de Agricultura y Riego, a través del Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa, desarrolla un sistema de vigilancia fitosanitaria contra la Polilla guatemalteca de la papa, plaga muy perjudicial en este cultivo, para una detección oportuna que permita evitar su diseminación en caso ingrese al país.

El Senasa evalúa semanalmente trampas oficiales, las cuales conforman la red de monitoreo y permanecen instaladas en mercados, campos y almacenes de papa a nivel nacional. Estos instrumentos sirven para la captura de la polilla guatemalteca con feromonas sexuales.

Caso Cajamarca

En el departamento, el Senasa tiene instaladas 130 trampas, de las cuales 15 se encuentran en la provincia Cajamarca, 19 en la zona de frontera con Ecuador y otras 96 en el resto de provincias.

Mediante el Puesto de Control Externo La Balsa, zona fronteriza con Ecuador, se ejecutó durante el 2018 la inspección de 1342 vehículos como medida para impedir el ingreso del tubérculo y otros productos reglamentados.

Los servidores de campo llevan un registro del cual se concluye que, a la fecha, Cajamarca y el país permanecen sin indicios de la plaga que ataca tanto al tubérculo en campo como en almacén.

La polilla guatemalteca viene afectando a Centroamérica, así como a Colombia, Venezuela y Ecuador y se conoce que, dependiendo del nivel de infestación, el insecto puede causar pérdidas del 35% hasta la totalidad de la producción tanto en condiciones de campo como en tubérculos almacenados, implicando considerables pérdidas para la agricultura en esos países.

El Senasa explicó que el estado larval de la plaga es la que causa el daño, porque se alimenta de la pulpa de los tubérculos, formando galerías y favoreciendo el desarrollo de patógenos que disminuyen la calidad del producto.

La autoridad en sanidad agraria exhorta a los productores abstenerse de ingresar papa de los países mencionados, lo cual está prohibido, y recomienda el uso de semilla certificada en nuestro país, así como reportar de manera oportuna la presencia de plagas o enfermedades no usuales en sus predios o almacenes.