Productores de Cajamarca envían muestras de rosas a Holanda

1086

Productores agrícolas concretaron el primer envío de rosas cultivadas en Cajamarca. Así lo dio a conocer el Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa, institución que certificó el estado fitosanitario para la comercialización internacional de las flores, con destino a Holanda.

Cincuenta kilos de rosas cultivadas en Aliso Colorado, centro poblado de Cajamarca, fueron inspeccionadas en una cámara de frío para descartar la plaga mosca blanca, conforme a los requisitos que demanda el país importador. Tras determinar la ausencia de la plaga, se otorgó la Certificación Fitosanitaria para la exportación.

Muestra

Los productores, que concretaron la comercialización internacional de manera directa, pertenecen a una joven cooperativa agrícola denominada Yaku Flor Ltda., cuyo presidente, Juan Carlos Chilón Valdivia, sostuvo que se trata de un envío en calidad de muestra que será decisivo para el inicio de exportaciones de mayor volumen.

El país importador determinará si las rosas producidas en Cajamarca reúnen las características necesarias para satisfacer dicho mercado e iniciar las negociaciones a mayor escala. Las variedades exportadas fueron Freedom de color rojo y Pink Floyd, entre otras.

Resultado de una secuencia

En un proceso previo a la exportación, los integrantes de la cooperativa fueron capacitados de por el Senasa en temas relacionados a la sanidad de los cultivos y el uso responsable y técnico de plaguicidas.

El esfuerzo de los cooperativistas ha sido incluso reconocido por el ministro de Agricultura y Riego, Gustavo Mostajo, quien visitó los invernaderos de rosas y felicitó a sus integrantes.

Las rosas en el Perú

Hasta hace más de dos décadas, el Perú fue exportador de rosas, siendo sus principales zonas productivas los departamentos Lima y Áncash.

Tras la caída de la producción y exportación de rosas en el Perú, Ecuador se empodera como potencia latinoamericana en este cultivo.

Los microclimas peruanos prestan mejores condiciones para el cultivo de este producto y la reciente exportación cajamarquina puede convertirse en la puerta para una fluida comercialización internacional de rosas nacionales.