Inspeccionan establecimientos comerciales de plaguicidas en Áncash

559

El Ministerio de Agricultura y Riego, a través del Senasa, fiscalizó establecimientos que expenden plaguicidas de uso agrícola ubicados en las ciudades de Huaraz, Carhuaz y Caraz, en la región Áncash.

El Senasa es la autoridad competente a nivel nacional  en supervisar y controlar los insumos agrícolas en cuanto a importación, fabricación, formulación, comercialización, distribución, envasado, emergencias fitosanitarias, vigilancia y control de productos registrados.

Las acciones que se desarrollan están enmarcadas en el Reglamento del Sistema Nacional de Plaguicidas de Uso Agrícola. Estas actividades se realizan de forma permanente en todas las regiones del país.

Actualmente, la región Áncash cuenta con 536 establecimientos comerciales de venta de plaguicidas autorizados y registrados. La mayoría de estos locales se ubican en los valles de Santa, Nepeña, Chasquitambo y Callejón de Huaylas.

Inspecciones inopinadas

Las jornadas de inspección buscan que los establecimientos cumplan con la norma técnica para prevenir – proteger la salud humana y el ambiente, garantizando la eficacia de los productos así como la orientación en su uso y manejo adecuado.

En cada visita se comprueba que los establecimientos cuenten con la autorización vigente y que los envases y etiquetas de los productos se encuentren en buen estado, y se comercialicen dentro de las fechas establecidas en su registro de vencimiento.

A nivel de infraestructura se verifica que los plaguicidas estén distribuidos de acuerdo a su nivel de toxicidad, que el local cuente con servicio de agua potable, servicios higiénicos, electricidad, botiquín de primeros auxilios, extintor, medidas de seguridad, entre otros.

Entre las recomendaciones finales, se sugiere que el almacenamiento sea de acuerdo al grado de toxicidad (etiqueta roja, amarilla y azul) y aquellos que sean altamente tóxicos, se vendan con prescripción técnica del asesor.