SENASA prepara a cafetaleros de Selva Central para el control de plagas en sus cultivos

775

Mediante la implementación de Escuelas de Campo, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria – SENASA fortalecerá las capacidades y experiencias en el control de plagas de más de 200 familias productoras de café, que viven dentro comunidades nativas y centros poblados de la Selva Central.

Esta estrategia forma parte de las acciones que ejecuta el SENASA para impulsar el desarrollo agrario de la agricultura familiar en las provincias de Satipo y Chanchamayo. Con el seguimiento y la orientación técnica del SENASA, se espera que los productores conozcan más sobre el manejo agronómico de su cultivo y el uso efectivo del control integrado, para evitar el ingreso de plagas y/o enfermedades que dañan las plantaciones de café.

La escuela de campo es una metodología de aprendizaje vivencial y participativo que utiliza el campo de cultivo como material de enseñanza, a través del cual los productores cafetaleros observan y entienden los cambios que ocurren en sus cultivos.

Además, la ECA busca desarrollar las habilidades del productor para una correcta toma de decisiones orientadas a sus necesidades para controlar adecuadamente las plagas y enfermedades que afectan sus cultivos.

Atención de comunidades nativas

Una de las escuelas de campo está conformada por 15 lideresas nativas que tienen 30 hectáreas de café, que se extienden en la Comunidad Nativa de Incariado, en el distrito de Perené, Chanchamayo.

Las pequeñas productoras pertenecen a la asociación Solidarias Productoras Agropecuarias Industrial ANTAMI del Valle del Incariado, en el distrito de Perené. Las mujeres empoderadas tienen el anhelo de contar con un producto ecológico para su comercialización.

Con esta intervención, el SENASA entrenará a los productores en el manejo integrado de la plaga durante diez sesiones, que se desarrollarán durante todo el año. Si logran aprobar los exámenes  se les entregará un certificado  de expertas en MIP – Café.