SENASA y gobiernos locales trabajan juntos para erradicar la mosca de la fruta en los valles de La Libertad

137

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA) y autoridades municipales vienen desarrollando acciones articuladas para ejecutar eficientemente el control de la plaga moscas de la fruta, con el propósito de mejorar la calidad hortofrutícola para beneficio de la agricultura familiar de los valles Santa Catalina, Chicama y Jequetepeque, en la región La Libertad.

El involucramiento de los gobiernos locales es clave para que el proyecto de Erradicación de Moscas de la Fruta, liderado por el SENASA, alcance sus objetivos y el control de la plaga sea sostenible en el tiempo.

Los gobiernos aliados se oficializaron mediante la suscripción de acuerdos y convenios interinstitucionales que encierran compromisos que contribuyan, principalmente, a que la etapa de control y supresión de la plaga se desarrolle de manera eficiente.

De esta manera, se está gestionando su participación con respecto a la concientización y sensibilización de los productores, para que asuman el compromiso de ejecutar las labores de control cultural de la mano del personal de campo del Senasa.

Los gobiernos aliados que han respondido favorablemente y participan de manera activa con el proyecto son los municipios de Poroto, Huanchaco, La Esperanza y Bello Horizonte, en la zona de producción Santa Catalina; Ascope, Chicama, Chocope, Paijan, Rázuri, Santiago de Cao y Magdalena de cao, en el valle de Chicama; Chepen, Guadalupe, Pueblo Nuevo, Santa Rosa, Pacanga y Pacanguilla en el valle de Jequetepeque.

Algunos compromisos asumidos por los aliados son el declarar oficialmente de interés local la erradicación de la plaga de mosca de la fruta, ceder en uso un ambiente para microcentros, y entre otros puntos, según esté dentro de sus posibilidades.

El Senasa exhorta a los demás gobiernos locales a que se sumen al proyecto, ya que los resultados positivos del trabajo articulado abrirán la oportunidad de exportar frutas a nuevos mercados internacionales, generar puestos de trabajo, dinamizar la economía local y brindar mayores posibilidades de crecimiento a los pequeños y medianos productores.