Áncash: Vigilancia fitosanitaria en cultivo de rosas

Servidores del Campo orientan a pequeños productores para el desarrollo del cultivo en la región.

4266

Evaluación de plagas en rosas - Senasa AncashA través de las actividades de atención de denuncias de ocurrencia de plagas en diferentes cultivos de la región Áncash, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa, organismo adscrito al MINAGRI, verificó las condiciones fitosanitarias del cultivo de rosas en el distrito de Marcará, de la provincia de Carhuaz.

Los servidores del campo del Senasa verificaron 8 mil plantas, logrando identificar la presencia del mildiu de la rosa (Peronospora sparsa), que viene causando la muerte de brotes, hojas e injertos, además de la presencia de la oidiosis del rosal (Sphaerotheca pannosa var. rosae) y el virus del anillo necrótico (Prunus necrotic ringspot virus), perjudiciales para el correcto desarrollo de la producción.

Frente a esta situación, la autoridad sanitaria brindó orientación técnica para el control del mildiu y la oidiosis, así como la eliminación de plantas que presentan síntomas de la presencia de virus, para evitar su diseminación en el campo y prevenir daños en el producto a cosechar.

Las rosas son muy sensibles a los cambios de temperatura, de manera que el descenso de la misma puede retrasar el crecimiento de la planta, incrementar el número de botones ciegos y producir flores con gran número de pétalos y deformes en caso de abrir.

Temperaturas excesivamente altas también dañan la producción, provocando un elevado incremento de botones ciegos y apareciendo flores más pequeñas de lo normal, con escasos pétalos y de color más cálido.

Las áreas de producción de rosas se están incrementando año tras año ya que Perú posee  condiciones climáticas favorables para el desarrollo de este cultivo; en Áncash se producen alrededor de 20 hectáreas de rosas, teniendo como principal centro de producción el distrito de Marcará, ubicado en el Callejón de Huaylas.