Junín: SENASA inicia campaña de desparasitación de canes para prevenir Hidatidosis en Canchayllo

99

Cumpliendo con todos los protocolos para prevenir el contagio por el COVID 19, el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego, a través del SENASA, inició la campaña de desparasitación de canes con el objetivo de  prevenir y controlar la Hidatidosis/Equinococosis en la zona ganadera de Canchayllo, en Jauja.

En la jornada sanitaria se logró desparasitar a 200 canes quienes se dedican a la actividad de pastoreo y comparten espacios con los animales de producción como es el ganado Ovino.

Los primeros canes desparasitados con nombre “Copito” y “Junior” son animales que día a día acompañan a sus dueños a pastar al ganado. Los sabuesos cuidan y resguardan los rebaños de ovejas en esta zona ganadera.

También para reforzar estas acciones, los especialistas del Senasa sensibilizaron a más de 80 ganaderos sobre la Hidatidosis, enfermedad parasitaria zoonótica producida por la tenía Echinococcus granulosus. Este parásito vive en el intestino del perro, siendo éste el principal reservorio y difusor que contamina los pastos y fuentes de agua con sus heces.

Asimismo, explicaron que el contagio de los perros es a consecuencia que los ganaderos  alimentan con las vísceras crudas que presentan esta enfermedad y recomendaron evitar alimentar a los canes con este tipo de menudencia.

Recalcaron que al desparasitar al perro se interrumpe el ciclo biológico entre animales y el hombre. Se reduce el parasito en el medio ambiente y el riesgo de contagio a las personas.

Esta actividad sanitaria se desarrolla como parte del Piloto Nacional “Prevención y control de Equinococosis Quística/Hidatidosis (EQ/H)”, que se ejecuta desde el 2015 en el distrito de Canchayllo.

Hidatidosis

Esta enfermedad causada por la Tenia Echinococcus granulosus, afecta silenciosamente al ganado y en forma accidental al hombre. Este parásito vive en el intestino del perro, siendo éste el principal reservorio y difusor que contamina los pastos y fuentes de agua con sus heces.

Dicho parásito no causa lesiones en el perro, sin embargo, en el ganado ovino, forma quistes localizados generalmente en el hígado y los pulmones.