MIDAGRI: SENASA gradúa a más de 600 pequeños productores como expertos en buenas prácticas agrícolas y ganaderas en La Libertad

470

Durante el primer semestre del año, el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (MIDAGRI), a través del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA), ejecutó 54 Escuelas de Campo de Agricultores (ECAs), logrando beneficiar directamente a 672 pequeños productores agrícolas y pecuarios en la región La Libertad.

Mediante estos espacios de aprendizaje, el SENASA tiene como propósito de incentivar la producción de alimentos sanos e inocuos, libres de contaminantes;  y de esta manera, garantizar el bienestar de los productores y consumidores.

En ese sentido, los especialistas del SENASA entrenan a pequeños productores en la aplicación de las Buenas Prácticas Agrícolas, desde el diagnóstico de la zona, análisis de suelo, selección de semillas, manejo integrado de plagas, reducción en el uso de plaguicidas químicos, entre otros de importancia, para lograr la mejora de producción y productividad de sus cultivos.

Asimismo, en la aplicación de las Buenas Prácticas Pecuarias, como la instalación de corrales, genética de los animales, calendario de vacunaciones, alimentación saludable, alimentación adecuada, entre otros aspectos; necesarios para el crecimiento y desarrollo de animales sanos.

En estas Escuelas de Campo participaron productores de las provincias de Trujillo, Ascope, Sánchez Carrión, Santiago de Chuco, Gran Chimú, Chepén, Julcán y Otuzco, dedicados a la producción de piña, naranja, maíz, frejol, cebolla, plátano, arveja, uva, zanahoria, mandarina, tomate, zapallo y papa. Además, a la crianza de porcinos, aves y explotaciones lecheras.

Esta estrategia del SENASA se aplica con la metodología de “Aprender haciendo”, en sus propios campos de cultivo; actividad que promueve el intercambio de conocimientos y experiencias entre el facilitador del SENASA y productores.

Las Escuelas de Campo se desarrollaron en 12 sesiones de aprendizaje, al concluirlas satisfactoriamente, obtienen el certificado que los califica como “Expertos en Buenas Prácticas Agrícolas o Ganaderas”, según sea el caso.

Esta estrategia ejecutada por el SENASA a nivel nacional, forma parte del Proyecto de Mejoramiento de la Inocuidad de los alimentos de producción y procesamiento primario y piensos.