Piura: SENASA ejecuta plan piloto para la prevención y control de la rabia en el ganado

265

El Ministerio de Desarrollo Agrario (MIDAGRI), a través del SENASA, implementó un plan piloto para la prevención y control de la rabia bovina en la región Piura, con el objetivo de resguardar la sanidad del ganado contra esta enfermedad.

La estrategia zoosanitaria  beneficia a los sectores de Cunante, Socchabamba, Asiayaco, Yanchalá, San Vicente del Molino, Lamchipampa, Samanguilla, Chirinos Laque, Calvas de Samanga  Olleros y Cujaca del distrito de  Ayabaca, ubicada en la zona de sierra  a  2,715 m.s.n.m.

El equipo técnico del SENASA, en coordinación con los líderes comunales y productores, desarrolla las acciones sanitarias que comprenden el empadronamiento de  predios ganaderos donde se registra la población de animales, agresiones por mordeduras del murciélago hematófago (Desmodus rotundus) causante de la transmisión de la Rabia Silvestre, vacunación del ganado, identificación de refugios, captura y control poblacional del  vampiro hematófago.

En paralelo, también se capacita a productores sobre la sintomatología, acciones de prevención y de control de la enfermedad, teniendo en cuenta la importancia de la participación activa de los pequeños ganaderos para proteger la salud de sus animales, así como del riesgo de transmisión a las personas.

A la fecha, se ha empadronado 383 predios, se han identificado 13 refugios  y se ha logrado vacunar a 4 000 animales contra la rabia.

Rabia de los herbívoros

La rabia es una enfermedad viral del Sistema Nervioso Central que se encuentra difundida en todo el planeta, ataca a mamíferos, tanto domésticos como salvajes, incluyendo al ser humano.

Es altamente mortal y se transmite por el ingreso del virus en el organismo del animal o de la persona, generalmente por lesiones en la piel, provocadas, en la mayoría de veces por la mordedura de un animal infectado que esté eliminando virus en la saliva. Los animales infectados no deben ser faenados ni consumidos.

Se estima que las condiciones climatológicas y la falta de alimento, originado por la deforestación y el cambio climático, estén obligando a los murciélagos a desplazarse, estableciéndose cerca de corrales de mamíferos u otras especies para saciar su necesidad natural de sobrevivir.

Durante las intervenciones, el SENASA recomienda a los productores  pecuarios de las zonas afectadas por la rabia, informar de forma inmediata cuando sospechen la presencia de síntomas de esta enfermedad en sus animales. Pueden llamar  al número 073-354917 o acercarse a la oficina del SENASA más cercana.