Senasa: Escuelas de Campo potencian capacidades de productores agrícolas

2160

Escuelas de Campo del SenasaGracias a esta metodología de aprendizaje que pone en práctica el Senasa, los hombres de campo desarrollan competencias que les permite identificar y resolver problemas que afectan su producción.

Para impulsar el desarrollo rural agrosostenible, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria -Senasa viene desarrollando las Escuelas de Campo de Agricultores (ECA) en el Manejo Integrado de Cultivos. La ECA parte de la premisa que los agricultores tienen conocimientos sobre sus cultivos, los cuales son respetados e intercambiados con el resto de los integrantes. Se basa en el concepto de aprender por descubrimiento y su esencia es el análisis del agro ecosistema.

Es decir, aprenden cómo ser un mejor agricultor, compartiendo experiencias e intercambiando aprendizajes para el correcto Manejo Integrado de Plagas y enfermedades que afectan la producción de sus cultivos.

Escuelas de Campo del SenasaLas ECA se inician con un diagnóstico rural mediante el cual los participantes analizan su realidad e identifican los principales problemas fitosanitarios que afectan su producción. La actividad busca la participación, concientización y el empoderamiento de los productores.

En base a este diagnóstico, el facilitador del Senasa elabora un Plan Tentativo de Sesiones, fijando un cronograma mensual en el que desarrollan temas específicos sobre el control de plagas claves y sus posibles soluciones. Durante las sesiones se implementa una estrategia para combatir las plagas usando diferentes métodos de control para reducir o eliminar su población (culturales, mecánicos, biológicos, legales y en última opción químicos), buscando mantener o proteger el ecosistema.

Las estrategias del MIP pretenden reducir las condiciones que favorecen la propagación de una plaga y priorizan acciones preventivas.

Escuelas de Campo del SenasaEn la metodología de aprendizaje también se realizan tres pruebas de chacra: la primera sirve para medir el conocimiento inicial de los agricultores e identificar los temas que desconocen; la segunda sirve para conocer el avance de los temas tratados, dando énfasis al tema del control de la plaga clave; la tercera sirve para evaluar y registrar el conocimiento adquirido del participante.

El enfoque de las Escuelas de Campo también promueve durante su desarrollo el control biológico, fomentando el uso de microorganismos benéficos que ayudan a reducir la presencia de plagas y minimizan el uso de plaguicidas y agroquímicos en los campos de cultivo.

En la región Cusco, el Senasa desarrolla un total de 41 ECA de Manejo Integrado de Plagas en café, cacao, plátano y papa, con la participación de 626 productores.

Es importante mencionar que las ECA son espacios de inter aprendizaje donde los participantes son sujetos portadores de experiencias y saberes y, por tanto, actores de su aprendizaje.

Escuelas de Campo del Senasa