SENASA: Productores de Selva Central articulan acciones para evitar el ingreso de Fusarium Raza 4 Tropical

662

Bajo el lema “Perú unido contra el Fusarium R4T”, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria – SENASA realizó jornadas de capacitación y difusión orientadas a implementar medidas de prevención contra el Fusarium Raza 4 Tropical, en selva central.

En estas acciones estratégicas que ejecuta SENASA, participaron familias productoras y comerciantes de Chanchamayo y Satipo; de esta manera se busca resguardar más 20 mil hectáreas de plátano y banano que pertenecen a estas provincias.

Para proteger estos campos, los servidores de la autoridad en sanidad agraria e inocuidad agroalimentaria, recorren  todos los días las zonas productoras de plátanos enseñando de forma oportuna y adecuada como deben implementar las medidas de bioseguridad en sus campos.

De acuerdo a los datos de la Dirección Regional de Agricultura – Junín, la selva central tiene un promedio de 120 000 productores que se benefician indirectamente de la producción de este cultivo; por lo que el ingreso de esta plaga perjudicaría la economía familiar.

Las variedades de plátanos que se cultivan en la selva central son: seda, isla, manzano, moquicho y palillo. El cultivo de plátano genera ingresos permanentes para los agricultores, constituyendo una “caja chica” para financiar otras actividades agrícolas.

Política de prevención

El año 2019, el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego, a través de SENASA desarrolló el primer simulacro de Fusarium Raza 4 Tropical, en la frontera norte del país.

Estas acciones fortalecieron la capacidad de respuesta de los productores y gobiernos locales ante un posible ingreso del hongo, gracias a esta política de prevención liderada por el SENASA se logró controlar el brote en el norte del país este año.

Por ello, es importante la participación de todos los productores y los gobiernos locales para identificar y reportar posibles casos, a fin de disponer las acciones sanitarias inmediatas para el control de esta plaga. También se recomienda no trasladar material de propagación como hijuelos que no estén certificados por SENASA.