Apertura de mercado para granos de cebada proveniente de España beneficiará a la ganadería peruana

241

Con la finalidad de contribuir con la producción ganadera y sus derivados en el país, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria–SENASA, mediante Resolución Directoral 0019-2021-MIDAGRI-SENASA-DSV, aprobó los requisitos fitosanitarios para la importación de grano de cebada (Hordeum vulgare) de origen y procedencia de España.

Esta normativa se inició a solicitud de la Asociación de Ganaderos Lecheros del Perú – AGALEP, debido a los altos costos de los alimentos importados para la producción lechera; el cual se reduciría con la producción de forraje hidropónico de cebada, beneficiando directamente a todo el sector pecuario nacional.

“Como sector ganadero buscamos importar alternativas para la alimentación de nuestros animales, como la cebada, con menores precios de importación y con valores nutricionales que permita suplir a otros forrajes en la producción de alimento para el ganado”, manifestó Nivia Vargas Cabanillas, presidente de AGALEP.

En base a las versiones de los ganaderos, producir una tonelada de cebada en el Perú demanda de mayores costos de producción que en otras partes del mundo; razón por la cual, es necesario su importación a precios más competitivos, representando una alternativa rentable y cada vez más utilizada por los productores a nivel mundial.

“Con esta disposición se busca contribuir con la producción ganadera nacional, puesto que los granos de cebada se emplearán para la alimentación de los animales (ganado); beneficiando principalmente a los pequeños ganaderos peruanos y en paralelo, protegiendo el estatus fitosanitario del país evitando el ingreso de plagas reglamentadas”, indicó Miguel Quevedo Valle, jefe del SENASA.

Requisitos fitosanitarios

El envío de la cebada deberá contar con el permiso fitosanitario de importación emitido por el SENASA, obtenido por el importador o interesado, previo a la certificación y embarque en el país de origen o procedencia.

Deberá venir acompañado de un certificado fitosanitario oficial del país de origen, que consigne que el producto es libre de Trogoderma granarium, Phalaris paradoxa, Bromusdiandrus, Lolium rigidum, Alopecururs myosuroides y Apera spicaventi y; de Anguina tritici y Microdochium nivale corroborado mediante análisis de laboratorio; asimismo que haya pasado por un tratamiento de pre- embarque con fosfamina.