Comunidades quechua hablantes mejorarán producción con Buenas Prácticas Ganaderas

318

Considerando la importancia que la producción ganadera tiene en las zonas andinas de la región Lambayeque, el Ministerio de Agricultura y Riego – MINAGRI instruirá a 40 familias en buenas prácticas ganaderas mediante la metodología de las Escuelas de Campo de Agricultores (ECA).

Se instalarán dos Escuelas de Campo en las comunidades quechua hablantes de Marayhuaca y Congona, pertenecientes a los distritos de Incahuasi y Cañaris, respectivamente.

Con esta metodología se busca rescatar la experiencia y prácticas culturales de las familias criadoras de ganado bovino, empleando el método vivencial de aprendizaje “Aprender haciendo” a fin de obtener alimentos inocuos que beneficien a la salud de los consumidores y protección del medio ambiente.

En 12 sesiones se tocarán temas relacionados a la crianza de ganado bovino, buenas prácticas ganaderas, manejo sanitario, buenas prácticas de higiene y ordeño, uso seguro de productos veterinarios, alimentación ganadera, entre otras.

“Con las Escuelas de Campo queremos garantizar la seguridad alimentaria desde su producción; por tal motivo, el proyecto Mejoramiento de la Inocuidad Agroalimentaria  del MINAGIR-SENASA busca fortalecer a los pequeños productores en la implementación de las buenas prácticas para obtener productos inocuos, ya que los alimentos insalubres generan enfermedades que afecta especialmente a los lactantes, los niños pequeños, los ancianos y los enfermos”, manifestó Miguel Alarcón, jefe de insumos agropecuarios e Inocuidad agroalimentaria del Senasa en Lambayeque.

Los productores que se gradúen en buenas prácticas ganaderas contribuirán a elevar la competitividad de sus productos, incrementar sus ingresos y mejorar la calidad de vida de los consumidores.

Dato

Las Escuelas de Campo de Agricultores (ECA) forman parte del Proyecto ‘Mejoramiento de la Inocuidad Agroalimentaria SENASA –BID 2019 -2023’; se espera contar con 52 590 productores graduados en BPA/BPP ECA a nivel nacional y 885 productores certificados con ‘Sello verde’ al certificar que su producción cumple con las Buenas Prácticas y son aptas para el consumo.