Lambayeque: Monitoreo de campos agrícolas por presencia de roedores

1454

Senasa - Monitoreo de campos agrícolas por presencia de roedoresEl Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa ha reforzado el monitoreo de roedores en los campos agrícolas de los 38 distritos de la región Lambayeque debido a la presencia de esta plaga a causa de las lluvias.

Las precipitaciones pluviales condicionan a los roedores a migrar a los campos agrícolas en busca de alimento y refugio, dañando a los cultivos y generando con ello grandes pérdidas económicas a los agricultores.

En las zonas consideradas endémicas se han instalado trampas para monitorear diariamente la incidencia de esta plaga y realizar las labores culturales para su control y erradicación con la participación de los productores.

En el distrito de Salas se instalaron cebaderos en los cultivos previa identificación de la incidencia de roedores y en los almacenes se colocaron trampas Tomahawk. Las especies más capturadas en las trampas son Rattus rattus, conocida como la rata techera, y la Rattus norvegicus o rata de alcantarilla.

Durante el mes de febrero, en el distrito de Salas se evaluaron 45 hectáreas de cultivo de mango, maíz, yuca, frejol de palo y caña de azúcar, encontrándose infestación en 25 hectáreas, representando el 55% de los cultivos evaluados.

Asimismo, en el caserío de Sincape, distrito de Olmos, se evaluaron 50 hectáreas, donde el nivel de infestación no supera el 40%.

Para evitar la presencia de esta plaga es recomendable ordenar y limpiar los techos y habitaciones de las casas, evitar la crianza de cuyes en las cocinas, no almacenar los granos en los cuartos, mantener limpio los canales de regadío y caminos y prevenir la acumulación de residuos de cosecha en los bordes del campo.

También, utilizar depredadores como el gato, no cazar indiscriminadamente a las aves rapaces, comadrejas o serpientes que vienen a ser depredadores naturales de los roedores (Control biológico).

Se recomienda el uso de rodenticidas como los anticoagulantes, cuyo efecto es lento y resulta más efectivo para eliminar a una mayor cantidad de roedores,  ya que estos no percatan el peligro de la ingestión del cebo.

Los roedores, además de los daños que causan en los cultivos, también son transmisores de enfermedades como la peste bubónica, tifus exantemático, tuberculosis, ictericia, entre otras.