Lambayeque: Senasa supera meta de vacunación de cerdos contra la peste porcina clásica

1778

Senasa supera meta de vacunación de cerdos contra la peste porcina clásicaEl Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa, organismo adscrito del MINAGRI, superó la meta de vacunaciones de 72 mil cerdos para prevenir la Peste Porcina Clásica (PPC) en la región de Lambayeque.

A la fecha, se ha registrado la vacunación de 100 853 animales, cantidad que representa un aumento de 40% respecto a la meta programada.

El incremento de atenciones se produjo durante los meses de abril, mayo y junio, como consecuencia del fenómeno climático, por la cual se tuvo que requerir la aplicación de un mayor número de dosis programadas.

Durante ese tiempo, se protegió a los animales que se encontraban vulnerables a la enfermedad dado los factores ambientales favorables que generó el fenómeno.

Senasa brindó cobertura en los 38 distritos de la región, priorizando la vacunación de lechones, verracos, gorrinos y marranas de la franja costera de la región.

Para ejecutar la actividad, se realizaron jornadas cívicas durante cuatro días en los distritos de Íllimo, Pacora, Túcume y Motupe, logrando beneficiar aproximadamente a 600 porcicultores afectados por los desbordes de los ríos La Leche y Motupe.

Por otro lado, también se reforzó con la vacunación a 5100 porcinos de los predios aledaños a las zonas focales y peri focales donde se confirmaron los dos únicos casos de brote del cólera porcino. Esta revacunación se realizó para evitar que la enfermedad se disemine y afecte la crianza de los cerdos en los demás predios.

Esto, considerando que la PPC es una enfermedad muy contagiosa y de alta mortalidad que afecta a los cerdos de todas las edades; su notificación es obligatoria y prioritaria al Senasa.

La enfermedad es transmisible mediante el contacto directo entre los animales infectados y sanos, a través de la orina, sudor, semen y sangre. Indirectamente se pueden contagiar con el contacto de herramientas, vehículos, ropa, calzado; vectores como insectos y roedores.

Para prevenir que los cerdos adquieran la enfermedad es importante vacunarlos dos veces al año, a partir de 45 días de nacido. Asimismo, implementar las medidas de bioseguridad en la alimentación, limpieza y desinfección de los corrales (suelos y paredes), control de ingreso y salida de personal y vehículos; la alimentación con residuos de cocina, restaurantes debe ser cosida por unos 10 minutos.

Los síntomas de la enfermedad son fiebre alta, lagrimeo, inapetencia, decaimiento, diarrea,  debilidad, descoordinación y piel con manchas moradas. Los animales infectados mueren a los 5 o 10 días de contraída la enfermedad.

El Senasa recomienda a los productores comunicar inmediatamente a su personal si observan estos signos clínicos para que se realicen las acciones sanitarias.