Moscas de la fruta: SENASA lidera acciones de campo para suprimir plaga en Cajamarca

133

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria – SENASA lidera el control integrado de moscas de la fruta, en la región Cajamarca, con el objetivo de mejorar la sanidad en la producción frutícola de la agricultura familiar, tal como lo anunció días atrás Miguel Quevedo Valle, jefe nacional de esta institución adscrita al MIDAGRI.

El SENASA desplegó 190 auxiliares de campo, con la misión de aplicar el control químico en las 11 provincias de la región Cajamarca comprendidas en el proyecto de Erradicación de Moscas de la fruta, acción que inició el segundo lunes de junio y se extiende hasta fines de año.

El control químico que aplicará la autoridad en sanidad agraria, consiste en la aplicación focalizada de un cebo específico para moscas de la fruta, que no tiene repercusiones contra el fruto ni el ambiente, tampoco con los apiarios.

Complementariamente, también desplegó 13 técnicos, los cuales vienen haciendo intensivo el adiestramiento de productores frutícolas en cuanto a los controles cultural y etológico. Ambos demandan acciones de campo que el productor debe adoptar de manera permanente y responsable tras ser instruido, para hacer sostenible la eliminación de la plaga.

En la medida que los tres tipos de control se ejecuten satisfactoriamente (de ahí que se denomina control integrado), a fin de año Cajamarca debería estar produciendo frutos libres de gusanos y de calidad, en beneficio de 31,601 productores frutícolas, informó la institución.

Cabe precisar que el control químico que aplica el SENASA beneficia a los pequeños productores que tienen parcelas máximo de hasta cinco hectáreas y solo será hasta fin de año, en el marco del proyecto para erradicar las moscas de la fruta.

Concluido el proyecto, la sostenibilidad de los resultados estará en manos de los productores, en la medida que apliquen las labores de campo instruidas por el SENASA, y de las políticas de los gobiernos subnacionales.

El recojo y entierro de frutos malogrados es sumamente importante para cortar el ciclo reproductivo de la plaga y se complementa con las podas sanitarias y el rastrillado de suelos bajo la copa de la planta. El control etológico, por su parte, precisa de la implementación de trampas caseras, las cuales funcionan como atrayente alimenticio para la captura de la mosca adulta.