Senasa protege comunidad de vicuñas con evaluación sanitaria para descarte de enfermedades

537

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa y el Servicio Forestal y de Fauna Silvestre – Serfor realizaron acciones coordinadas para proteger la población de vicuñas de la comunidad Picotani, provincia de San Antonio de Putina, región de Puno, donde evaluaron el estado zoosanitario de los animales para el descarte de enfermedades infecciosas y parasitarias.

En la zona realizaron el control zoosanitario de prevención a 30 vicuñas, constatando la presencia de animales con malformaciones congénitas, traumatismos y caracterización de parásitos, recomendando a los criadores la implementación de medidas sanitarias para salvaguardar las 2700 vicuñas que habitan en ese sector.

Además del diagnóstico clínico, se tomaron muestras de heces con la finalidad de someterlas a un análisis de laboratorio para determinar un diagnóstico más preciso y así recomendar las medidas de prevención y control.

‘Chaccu’ de vicuñas

Paralelo a esta actividad del Senasa, se realizó el ‘Chaccu’, rito que se celebra en el altiplano de Puno para obtener la fibra de las vicuñas. La actividad consiste en perseguir a la manada de vicuñas y acorralarla sin hacerles daño, extraer su fibra (lana) y dejarlas libres al término de la misma.

Durante el primer día del ‘Chaccu’, la comunidad de Picotani realizó la esquila de más de 500 vicuñas, de las 1100 capturadas. La mayor cantidad de acopio de fibra de vicuña se produce entre los meses de agosto hasta la quincena del mes de noviembre. Al momento se tiene una producción superior a los 200 kilos de fibra y a finales de este año pretenden llegar a los mil 800 kilos programados a nivel regional en 10 provincias de Puno.

La Comunidad de Picotani, ubicada en el distrito de San Antonio de Putina, en Puno, maneja de forma sostenible un promedio de 2700 vicuñas en un área aproximada de 1,649.66 hectáreas.