Senasa: Vigilancia en la frontera norte del Perú para prevenir ingreso del HLB

Enfermedad que ataca a los cítricos no se encuentra en el país.

3038

Senasa - Monitoreo de cultivo de limon en sectores de fronteraEl Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa, del Ministerio de Agricultura y Riego, ejecuta intensamente acciones de vigilancia fitosanitaria para prevenir el ingreso de la plaga cuarentenaria que ataca a los cítricos, el Huanglongbing (HLB) y su vector Diaphorina citri, insecto que ha sido reportado en Ecuador.

Ante esta situación, los servidores del campo del Senasa evalúan continuamente los cultivos citrícolas ubicados en los distritos fronterizos de Zarumilla, Aguas Verdes, Papayal y Matapalo, en la provincia de Zarumilla, mediante la colocación de una red de trampeo oficial en parcelas seleccionadas de acuerdo a su proximidad fronteriza.

A su vez, Senasa evalúa los brotes tiernos de plantones de cítricos para identificar de forma oportuna la presencia del transmisor Diaphorina citri, y además examina las hojas y frutos de plantas citrícolas para detectar si estos presentan alguna sintomatología característica del HLB.

De igual manera, la autoridad sanitaria monitorea las plantas de murraya (jazmín del naranjo o mirto), las cuales están dispersas en zonas urbanas y traspatios de viviendas de las provincias de Tumbes y Zarumilla. Se conoce a esta especie ornamental como un hospedero principal de la Diaphorina citri, transmisor del Huanglongbing – HLB.

Con estas acciones, el Senasa busca mantener al Perú libre de plagas cuarentenarias que perjudiquen la producción vegetal del país.

Senasa - Monitoreo de cultivo de limon en sectores de frontera del PerúLa región Tumbes posee un promedio de 1 900 hectáreas de cultivo citrícola, siendo el 98 % exclusivamente de producción limonera, producto que es distribuido a mercados nacionales de Chiclayo, Trujillo, Chimbote y Lima.

La enfermedad

Huanglongbing (HLB) o dragón amarillo es una enfermedad destructiva que no tiene cura y que ataca a las plantaciones de cítricos, ocasionando un color amarillento de las hojas que luego va aumentando en toda la planta. Las hojas afectadas presentan moteado y las nuevas por lo general son delgadas, amarillas y se presentan en posición vertical, con defoliación y engrosamiento de nervaduras. Con el avance de la enfermedad, se presenta la muerte de ramas.