Servidores del campo del Senasa de la mano del campesino

982

Realizan inspecciones en el mercado de frutas para salvaguardar la agricultura del país

Dieciséis servidores del campo del Senasa, inspectores de cuarentena vegetal, trabajan a diario para realizar inspecciones sanitarias a hospedantes de la plaga de la mosca de la fruta en el Puesto de Control Cuarentenario (PCC) del Mercado de frutas, ubicado en el distrito de la Victoria, con la finalidad de evitar la propagación de la plaga de la Mosca de la Fruta en el país (Ceratritis Capitata, Anastrepha) y así tener el acceso de frutas frescas a mercados nacionales e internacionales.

Sus actividades consisten en la inspección minuciosa de los frutos, hospedantes de esta plaga cuarentenaria que ocasiona pérdidas a la fruticultura nacional y por ende perjudica al campesino que cada día se esfuerza para obtener buenos frutos.

Las inspecciones se realizan en la naranja, mango, carambola, mandarina y durazno, provenientes de las regiones de Piura, Junín, Ica, Lima (Huaral) que llegan a este gran mercado de abastos.

Cuando identifican una fruta sospechosa, los servidores del campo del Senasa, proceden a cortar el fruto, si ven el daño a la vista, verifican si existen larvas o huevos de la mosca de la fruta, muchas veces se pueden reconocer huevos que se encuentran aglomerados en grupos de 8 a 10. En el caso de frutos pequeños como las uvas o arándanos utilizan una lupa para reconocer posturas, inclusive este proceso le permite diferenciar estados de pudrición.

Para realizar esta actividad los inspectores de cuarentena vegetal se desplazan hacia las unidades de transporte que se encuentran en los alrededores del mercado, donde ha sido distribuido el trabajo. Si la cantidad del lote corresponde a 100 cajas se toman al azar dos cajas como muestra, si fuera durazno se toman 3 cajas. Pero si el cargamento es de tres lotes diferentes de frutas se toma dos cajas por cada lote. Si la cantidad fuera de 100 cajas a 300 se inspeccionan 3 cajas de frutas.

Según el procedimiento establecido por el Senasa, si de un lote de 20 a 100 cajas cuyo destino es Puno, Ayacucho, Arequipa o Apurímac se detectara solo una larva, el lote en su totalidad es rechazado. Si el destino fuera Tacna o Moquegua, dos frutos con larva es suficiente para el rechazo.