Apurímac: Productores mejorarán producción de más de 300 variedades de papas nativas

901

Con la finalidad de potenciar la producción de papas nativas, y a fin de año, obtener su certificado en Buenas Prácticas Agrícolas, productores de la comunidad campesina de Lambrama participaron en la metodología de Escuelas de Campo (Eca’s) del Servicio Nacional Agraria (SENASA).

Los más de 15 socios de Surphuy de Lambrama cultivan más de 300 variedades de papas nativas para su autoconsumo y venta en el mercado local, además tienen proyectado obtener 450 variedades de papas nativas en la próxima cosecha de 2022.

Los agricultores indicaron que las papas nativas son pigmentos naturales o antocianinas que protegen contra el cáncer, asimismo además aportan vitaminas y minerales de alto valor nutritivo. “Con las buenas prácticas agrícolas estamos aprendiendo ahora a que nuestros productos lleguen a la mesa del hogar limpios y libres de contaminación” mencionó Jose Yupanqui Pumapillo, quien cultivó papas nativas de variedades como pasnia, ccoccorani, huayro, amarilla, peruanita y putis.

La metodología de escuelas de campo es una estrategia que se ha empleado para que los productores de la agricultura familiar accedan a jornadas de aprendizaje gratuitas y orientadas a intercambiar conocimientos y experiencias en la producción de sus cultivos y en la crianza de animales.

“Con la implementación de las buenas prácticas agrícolas en este sector, los agricultores ampliaron sus conocimientos comenzando con la liberación de controladores biológicos. Los agricultores hicieron las prácticas en el lugar y, además, revaloraron las culturas ancestrales al momento de la siembra y cosecha”, indicó la facilitadora de la ECA, Leticia Hurtado.

QUINUA ORGÁNICA

El SENASA-Apurímac ha realizado este mes talleres de formación de facilitadores en Escuelas de Campo con la finalidad de mejorar la cadena productiva de quinua orgánica en la región. Durante noviembre se graduaron más de 20 facilitadores para iniciar en la provincia de Andahuaylas. El proyecto impulsado por el Gobierno Regional de Apurímac y tiene como finalidad impulsar las buenas prácticas agrícolas en los diferentes distritos de Andahuaylas.