Intensifican acciones de muestreo en laboratorio de vigilancia sanitaria de productos agrícolas

388

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria -SENASA intensifica acciones de muestreo y vigilancia sanitaria a productos de origen agrícola y pecuario en el laboratorio implementado en las instalaciones del Gran Mercado Mayorista de Lima (EMMSA), centro de abasto que comercializa producción de todas las regiones del país.

Esta actividad se desarrolla a través de un convenio interinstitucional que permitirá fortalecer e implementar un conjunto de acciones sanitarias orientadas a abastecer a los consumidores, alimentos agropecuarios sanos e inocuos.

Las acciones de vigilancia y control de la inocuidad de los alimentos agropecuarios se realizan a través de la recepción y procesamiento de muestras de productos agrícolas para su posterior análisis para determinar la presencia de contaminantes químicos, metales pesados, micotoxinas y contaminantes microbiológicos en los laboratorios especializados del SENASA.

De esta manera y con la información obtenida del monitoreo y análisis se comunicará oportunamente a las autoridades de la Empresa de Municipal de Mercados- EMMSA para la toma de medidas sanitarias inmediatas que eviten y mitiguen situaciones de comercialización de alimentos que pongan en riesgo la salud de los consumidores y asimismo la competitividad entre los actores de la cadena de la producción de alimentos.

El desarrollo de este trabajo intersectorial e intergubernamental público – privado en temas sanitarios garantizarán la inocuidad de los alimentos destinados al consumo y comercio nacional, previniendo la exposición a peligros, mediante la implantación de un sistema adecuado de inocuidad de los alimentos, moderno, integrado, eficiente y transparente favoreciendo la salud de los consumidores y el comercio competitivo de los alimentos a nivel nacional.

Las actividades en el laboratorio de vigilancia y monitoreo sanitario cuentan con la presencia de profesionales dedicados monitorear  y procesar las muestras para luego remitirlas al laboratorio central del Senasa para la detección de contaminantes en las mercancías agrícolas y pecuarias.