Junín: Senasa controla incidencia de mosca de la fruta mediante sistema de trampeo

Autoridad sanitaria tiene instalada en toda la región una red de vigilancia que consta de 495 trampas.

2850

Senasa controla incidencia de mosca de la fruta mediante sistema de trampeoEl sistema de vigilancia de mosca de la fruta que el Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa, del Ministerio de Agricultura y Riego, tiene en la región Junín permite determinar la presencia de diferentes especies de esta plaga en zonas de alto riesgo, a través de mecanismos como el sistema de trampeo y muestreo.

La mosca de la fruta es una de las plagas que mayores pérdidas ocasionan en la producción frutícola del país. Se sabe que ataca a más de 200 tipos de frutas a nivel mundial.

Los servidores del campo del Senasa recopilan información sobre esta plaga haciendo uso del sistema de trampeo, para así conocer las especies de moscas de la fruta existentes en una zona y determinar los límites del área que están infestadas o libres de la plaga.

En la actualidad, el Senasa tiene instalado en Junín una red de vigilancia que consta de 495 trampas en toda la región, distribuidas en Chanchamayo (80 trampas), Satipo (80 trampas), el Valle del Mantaro, que comprende las provincias de Jauja, Concepción, Huancayo y Chupaca (102 trampas), Tarma (90 trampas) y el Valle Oriental del Mantaro con los distritos de Andamarca, Santo Domingo de Acobamba y Pariahuanca (143 trampas).

Asimismo, hace uso de trampas tipo Jackson con Trimedlure (atrayente sexual) para el monitoreo de la mosca del Mediterráneo (Ceratitis capitata) y trampas tipo Multilure con Proteína Hidrolizada (atrayente alimenticio) para el monitoreo de Anastrepha.

Las trampas instaladas a nivel nacional son georeferenciadas y se colocan en cuadrantes, cuya cantidad es determinada por la etapa de ejecución en la que se encuentre (Prospección y monitoreo, Supresión, Erradicación y Prevención). Los técnicos encargados de realizar la inspección de las trampas la realizan una vez a la semana.

Otro procedimiento utilizado es el sistema de muestreo, el cual permite hacer seguimiento a los estados inmaduros de las moscas mediante la recolección y evaluación de frutos.

Esta actividad es preventiva y permite determinar el porcentaje de infestación de la plaga confirmando los resultados del trampeo. Hoy en día se usa tres tipos de muestreo: muestreo general, sistemático y el selectivo en planta, suelo y fruto.

Las acciones implementadas por la autoridad sanitaria posibilita la disminución de las pérdidas de producción y comercialización, que son consecuencia de la plaga, aumentando de esta manera la productividad frutícola.

La mosca de la fruta no solo disminuye la producción frutícola sino también impide que esta pueda exportarse en estado fresco.