La sanidad vegetal: Clave para el desarrollo de la agricultura familiar del país

1131

En el marco del “Día Internacional de la Sanidad Vegetal”, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria del MIDAGRI renueva su compromiso con la agricultura del Perú y hace un llamado a los actores involucrados en el sector agrario para mantener y mejorar la sanidad vegetal de los cultivos a través del manejo integrado de plagas y las buenas prácticas agrícolas y, así, proteger el medio ambiente y la biodiversidad.

Para este año, el lema establecido por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) se denomina “Unas plantas sanas pueden ayudar a poner fin al hambre, reducir la pobreza, proteger el medio ambiente y potenciar el desarrollo económico”. Por ello, resulta importante conocer que, pese a las diversas situaciones sanitarias y contextos económicos que ha atravesado el Perú en los últimos años, la agricultura ha permitido proveer de alimentos a millones de consumidores peruanos y evitar la hambruna en el país.

Bajo ese contexto, el SENASA ha mejorado las técnicas de producción de más de 73 mil productores de la agricultura familiar a través de las Escuelas de Campo, logrando asegurar la sanidad de sus cultivos e implementar las buenas prácticas agrícolas para la cosecha de alimentos sanos e inocuos.

Como indica el lema de FAO, a través de la sanidad vegetal también podemos proteger el medio ambiente, teniendo en cuenta que, durante el año 2022, se ha logrado atender más de 101 mil hectáreas con controladores biológicos, método de control amigable con el ambiente y que ya se viene utilizando en todos los departamentos del país.

Estas y otras medidas fitosanitarias han posicionado a Perú como el primer exportador de arándanos y uvas, seguido de las exportaciones de palta y mango, así como de otros productos agrícolas que siguen abriéndose paso en diversos mercados internacionales.

Además, se ha logrado que, año tras año, pequeños productores de mango y palta se involucren en la cadena agroexportadora y puedan mejorar sus condiciones económicas y la calidad de vida de sus familias.

Por dar otro ejemplo, para la producción de palta en el Perú, el SENASA ha certificado más de 6000 predios, de los cuales el 88% corresponde a la agricultura familiar, situación que permite que alrededor de 5000 familias productoras generen actualmente sus ingresos como resultado de la agroexportación de esta fruta.

Es así que el estatus que tiene el país a nivel mundial ha permitido que la certificación fitosanitaria para la exportación de productos vegetales siga creciendo, teniendo en cuenta que durante el 2022 se alcanzaron los 178 711 envíos de exportación certificados, en comparación a los 163 873 del año 2021.