Mil cuatrocientos kilos de productos de dudosa procedencia no logran ingresar al Perú

261

Como parte de su estrategia para resguardar la producción de la agricultura familiar y fortalecer la prevención de ingreso de plagas cuarentenarias a nuestro país, el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego – MIDAGRI, a través del Servicio Nacional de Sanidad Agraria – SENASA, comisó 1 200 kilos de ajo bulbo fresco y 228 kilos de fresa que estaban por ingresar de manera irregular por el puesto de control aduanero Carpitas, en Tumbes.

La incautación de la mercadería ilegal se realizó en coordinación con SUNAT – ADUANAS, cuando dos camiones que contenían 120 mallas de ajo bulbo fresco y un peso de 1 200 kilos, y 19 cajas con fresas y un peso de 228 kilos, intentaron burlar a la autoridad al trasladarse por una trocha aledaña al puesto de control.

SENASA verificó que los productos no contaban con los documentos de autorización para su ingreso y movilización dentro del territorio nacional, por lo que fueron comisados inmediatamente.

Acciones permanentes en la frontera

Según reporte oficial de la autoridad en sanidad agraria, en el año 2020 se comisaron 197 mil kilos de productos vegetales, resultado de las acciones desplegadas para proteger el territorio nacional ante el ingreso de plagas y enfermedades consideradas de riesgo para la agricultura y ganadería nacional, de acuerdo al Reglamento de Cuarentena Vegetal del D.S. 032-2003-AG.

En cumplimiento  a dicha norma, el personal del SENASA trabaja las 24 horas del día para verificar los cargamentos y equipajes de pasajeros y tripulantes de los camiones, buses, minivan, autos y otros vehículos que transitan por las puestos de control, a quienes se les solicita la documentación de todo tipo de mercancía vegetal o animal, comisando aquellos productos que no tengan el respaldo documentario que certifique el lugar de origen y procedencia.

SENASA cuenta con tres puestos de control en Tumbes: dos externos en Aguas Verdes y el CEBAF, y uno que opera como puesto interno y externo en Carpitas; los tres son sedes operativas destinadas al control fitosanitario del tránsito interno e internacional de plantas, productos vegetales y otros artículos reglamentados, establecidos para evitar la introducción y diseminación de plagas y enfermedades no presentes en el país.