SENASA asegura campaña de chirimoyas y paltas en Callahuanca

5059

Agricultores estiman un incremento en sus utilidades por control fitosanitario

Cerca de 1000 agricultores y productores del Valle de Santa Eulalia que comprende los distritos de Santa Eulalia, Callahuanca, San Pedro Casta y San Jerónimo se beneficiarán de un incremento considerable de sus ingresos económicos, estimados en un 20% al estar asegurada la campaña de palta y chirimoya que se tiene planificado para los meses de enero a abril del 2018.

SENASA

Especialistas del Servicio Nacional de Sanidad Agraria -SENASA señalaron que en esta zona del valle, se tiene controlada a la plaga de Mosca de Fruta, la que junto a los desastres naturales por el fenómeno del niño, originó la pérdida de la cosecha de este año.

“En la zona de Santa Eulalia se perdió toda la campaña y en otras zonas como en Callahuanca hubo una disminución de la producción, entre otras razones por los huaycos y los desastres naturales. Llegaron las lluvias y empezaron a caerse las frutas, además de colapsar los canales de agua, por lo que nos quedamos sin este recurso vital. Todo esto afectó la campaña del presente año, consumándose una perdida grande para la economía de cientos de agricultores”.

Según los datos del Puesto de Control de SENASA ubicado en el distrito de Santa Eulalia, en la campaña de este año se perdieron alrededor del 70% de la producción de Chirimoya y Palta en Santa Eulalia, en cambio, en zonas como San Mateo de Otao y Callahuanca, productores natos de Chirimoya, las pérdidas fueron reducidas ya que se tomaron mayores controles fitosanitarios y acciones de prevención.

“No podemos negar que existe mayor trabajo de sensibilización de los agricultores y de las autoridades, no solo para tomar las acciones pertinentes que aseguren la no infestación de los campos o chacras, sino también para que la producción salga limpia de plagas que vayan a afectar la precaria economía de los agricultores”.

El Ing Juan Urbano de SENASA señala que luego de los desastres naturales que se originaron por el Fenómeno del Niño, y las cuantiosas pérdidas económicas y sociales ocasionadas, plantearon como una necesidad vital lograr un mayor involucramiento de las autoridades locales a fin de hacer frente a la crisis originada.
“Hemos convocado a los alcaldes, las asociaciones de agricultores y demás autoridades para trabajar y afrontar este tema”.

SENASA1

Mosca de la fruta
Los controles de las chacras y de los campos que hace Senasa, así como la aplicación cada 10 días del GF120, que es un producto biológico para controlar la plaga de mosca de la fruta han logrado una drástica disminución en los porcentajes de capturas, así como un mayor optimismo de los agricultores para la campaña del próximo año.

Los especialistas también señalan que otra forma de control que realizan es el cultural mecánico, que consiste en recoger la fruta infestada que está en el suelo y la planta, procediendo luego a cavar hoyos de una profundidad aproximada de 80 centímetros donde se deposita la fruta con una capa de 40 centímetros de tierra. Lo hacen los agricultores previa coordinación con los especialistas de SENASA.

“Con este procedimiento eliminamos los estados inmaduros de la mosca como huevos y larvas”.

Hablan los Productores
Cesar Rueda es presidente del Comité de Productores Agrarios de Callahuanca y uno de los promotores de la participación activa de las autoridades ediles en el mejoramiento de la infraestructura y la implementación del riego tecnificado, lo que ha redundado en un mayor incremento de la producción por hectárea cultivable.

“Callahuanca y San Mateo de Otao tienen los mejores índices y niveles de producción por hectárea sembrada, eso es importante porque genera mayor economía para el productor, sin embargo, aún tenemos dificultades con el precio que se paga por el producto, que oscila entre los S/. 3.50 o 5.00 soles por kilo”.

Rueda señala que la producción de chirimoya está orientada básicamente al mercado local, ya que debido a las condiciones favorables del clima, este producto llega a pesar entre 4 y 5 kilos.

“Nos han venido a buscar para realizar exportaciones de este producto al mercado europeo, pero ni por la cantidad ni por el tamaño del producto podemos cumplir los requisitos que nos exigen, ya que lo aceptable son frutos de 300 a 350 gramos” señaló.

El Dato
-En el Perú, la producción de chirimoya alcanza las 20 mil toneladas anuales, de las cuales 7.500 y 8.000 toneladas proceden de San Mateo de Otao, Cumbe y Callahuanca, según Edgar Miranda, jefe de la Sede Lima Provincias de Sierra Exportadora.

-En Callahuanca, la mayoría de sus pobladores se dedican a la agricultura, siendo la chirimoya y la palta los productos que más cultivan. La carretera y construcción de canales contribuirá a incrementar en 300 las hectáreas de cultivo sostiene Juana Rueda, encargada de la Oficina de Turismo de la Municipalidad.