SENASA promueve uso de controladores biológicos como alternativa para el control de plagas

106

Con la finalidad de promover el desarrollo de una agricultura familiar sostenible, especialistas del Servicio Nacional de Sanidad Agraria – SENASA desarrollaron una jornada de capacitación dirigida a los productores de palto, en el distrito de San Buenaventura, provincia de Canta.

El fortalecimiento de capacidades se realizó gracias al trabajo articulado entre SENASA y los profesionales de la Agencia Agraria de Canta, quienes complementaron las exposiciones con la importancia de la asociatividad de los productores.

La sesión de aprendizaje se abordó de forma teórica y práctica, conociendo inicialmente sobre los principales agentes de control biológico y las plagas que controlan, para luego identificarlos y reconocerlos en campo y realizar una posterior aplicación en los cultivos de palto de la zona.

Los productores aprendieron que este tipo de control consiste en la represión de plagas mediante el uso de enemigos naturales, es decir, mediante la acción de insectos predadores, parasitoides y microorganismos entomopatógenos que causan enfermedades a las plagas (Entomopatógenos) o controlan enfermedades en las plantas (antagonistas).

Entre las especies benéficas para el control de enfermedades y plagas en el cultivo de palto de la zona, están indicadas las Crisopas spp, Trichoderma harzianum, Beauveria bassiana, nematodos entomopatógenos y Lecanicillium lecanii como control alternativo al uso de plaguicidas y a su vez una medida mucho más amigable con el medio ambiente.

Durante el desarrollo de la capacitación, para prevenir la exposición innecesaria a riesgos en nivel biológico, se recomendó el uso de los equipos de protección personal (EPP) durante la preparación y aplicación de estos insumos.

Preparación de los controladores

El SENASA explicó de manera demostrativa el uso del controlador biológico Beauveria bassiana, el cual se activa adhiriendo mínimas cantidades de aceite vegetal (100 ml) y agua (2 litros) por cada porción de (800 gramos). El concentrado de esta porción se mezcla con agua (50 litros) para finalmente pasar a la aspersión en el predio de aproximado un cuarto de hectárea.