SENASA y productores agrícolas unen esfuerzos para control de la Mosca de la Fruta

303

A fin de mantener y fortalecer el estatus de área erradicada de mosca de la fruta que la región Arequipa obtuvo en el 2009, el SENASA, del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego, viene realizando convenios de cooperación y alianzas estratégicas con productores, juntas de usuarios, e instituciones agrícolas.

En ese sentido, se logró que las asociaciones productores de uva, palta y granada del distrito de La Joya se comprometan con ejecutar actividades de control de manera integrada con la autoridad en sanidad agraria.

Es importante mencionar que el  reconocimiento de área erradicada de mosca de la fruta permitió a la región comercializar frutos frescos como palta, uva, naranja y granada a mercados internacionales, además de mejorar la producción local de frutos como guayaba e higo.

Control integrado

Para el control de la  mosca de la fruta, el SENASA  tiene instalado en las 8 provincias de la región una red oficial de vigilancia compuesta por 4074 trampas que permiten el monitoreo de 120 mil hectáreas hortofrutícolas.

Mediante este sistema de vigilancia los especialistas realizan el seguimiento permanente a la presencia y/o ausencia de la plaga, determinando las especies de moscas de la fruta existente en cada zona, los límites de áreas infestadas y libres y su comportamiento poblacional.

Esta información permite diseñar las estrategias fitosanitarias adecuadas para cada zona de producción, a través de las labores de control integrado de moscas de la fruta; que consiste en la ejecución de diversos métodos de control, que ayudan a reducir las poblaciones de la plaga.

Para el control de mosca de la fruta, destacan el Control químico  y el control cultural; el primero es ejecutado por el SENASA y consiste en la aplicación de un cebo tóxico biológico amigable con el medio ambiente, que no causa daños  al cultivo; esta acción se complementa con el control cultural, cuya ejecución debe ser realizada por el productor.

El control cultural consiste en cosechar oportunamente los frutos maduros para consumo o comercialización, recojo de frutos caídos en forma periódica y realizar el entierro de frutos hospedantes con daños y remanentes,  además, deben realizar el rastrillado del suelo, podas sanitarias y lavado de árboles, entre otros.

El cumplimiento de estas labores por parte del agricultor y el seguimiento técnico del SENASA son los cimientos que permitirán la eliminación total de la plaga.

Dato: El SENASA lanzó en el  2019 el Proyecto de erradicación de la mosca de la fruta IV, que busca el control y erradicación de la plaga en las regiones de Tumbes, Lambayeque, La Libertad, Cajamarca, Amazonas, Apurímac, Cusco, Piura y Puno.