Áncash: Senasa evalúa incidencia de plagas en cultivos de papa

• Autoridad sanitaria atiende zona sierra de la región Áncash.

1912

El Ministerio de Agricultura y Riego, a través del Senasa, se desplazó por los sectores de Cátac, Aija, Marcará y Shilla para evaluar la incidencia de plagas que afectan a los cultivos de papa y, a su vez, orientar a los productores en el manejo integrado de plagas.

Estas actividades se desarrollan como parte del sistema de vigilancia ante la aparición de enfermedades o presencia de plagas en niveles poblacionales que puedan ocasionar daño económico a los productores.

La papa en el Perú se siembra desde los 100 msnm hasta los 4,200 msnm. En la sierra se desarrollan mejor por sus condiciones de clima frío con temperatura promedio de 12° C, suelos ligeramente ácidos y regular contenido de materia orgánica, que les permite un mejor crecimiento, desarrollo y sabor.

Producción de papa

Actualmente, la región Áncash cuenta con una extensión aproximada de 400 hectáreas en plena producción, ubicadas en las provincias de Yungay, Mariscal Luzuriaga, Huari, Asunción, Pallasca, Aija, Recuay, Carhuaz, Corongo y Bolognesi; lugares en donde se desarrollan como principal actividad económica.

La principales plagas encontradas en este cultivo, aunque con baja incidencia, son: Rancha negra (Phytohphthora infestans), rancha amarilla (Alternaria solani), Phoma sp. y Rhizoctonia solani, microorganismos patógenos que provocan manchas foliares, necrosis de tallo y finalmente la muerte de la planta.

También se pudo identificar la presencia de insectos como el gorgojo de los andes (Premnotrypes spp.) y la pulguilla saltona (Epitrix sp.), que se alimentan de las hojas y tubérculos, ocasionando pérdidas en la producción.

La papa se cultiva en 19 regiones pero las zonas de mayor producción son Puno, Cusco, la Libertad, Cajamarca, Huánuco, Junín y Ayacucho. En la costa sobresalen Lima, Ica y Arequipa.