Puno: SENASA gestiona implementación de matadero municipal de Azángaro

814

Como parte de las acciones para promover la inocuidad en el procesamiento de alimentos, el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego anunció que el SENASA,  a través del Proyecto de Mejoramiento de la Inocuidad Agroalimentaria otorgará a la municipalidad provincial de Azángaro equipos que faciliten el proceso de faenado, como kits de apoyo que incluye transportador de vísceras, mesa de inspección, entre otros.

El gobierno local podrá acceder a este beneficio, siempre y cuando culmine con la adecuación de la infraestructura de su matadero municipal, para ello la autoridad sanitaria autorizó el Proyecto de Construcción del establecimiento, que se desarrollará de marzo hasta agosto de este año.

La autorización sanitaria de Proyecto de Construcción es un requisito fundamental para gestionar la autorización sanitaria de funcionamiento (definitiva) de cualquier matadero.

Para ello, el SENASA verifica la funcionalidad de la zonificación y vías, el plano de localización del terreno, los planos de arquitectura detallados (las áreas deben evitar la contaminación entre estas y que demuestre que el proceso sea fluido y evite la contaminación cruzada de los productos).

Fiscalización

El SENASA también fiscaliza el funcionamiento de 05 mataderos autorizados en la región: El Collao (Bovinos, Ovinos, Porcinos y Camélidos); matadero municipal de Santa Rosa de Mazocruz (Camélidos); Inversiones Felipe y María Fernanda SAC (Equinos) ubicado en Caracoto; matadero Camal Azoguini SCRL (Bovinos) ubicado en Puno y Matadero Frigorífico Sur Export Delicar SCRL (Bovinos) ubicado en Puno.

Durante las visitas los especialistas constatan el cumplimiento de las buenas prácticas de manufactura – BPM y los Procedimientos Operacionales Estandarizados de Saneamiento -POES, procesos que permiten mantener la higiene adecuada en el procesamiento primario de las carnes, lo cual mejora la inocuidad de los alimentos procesados.

Todas estas consideraciones buscan fortalecer la cadena productiva y garantizar la inocuidad de los productos cárnicos en beneficio de los consumidores peruanos.