SENASA mantiene acciones de prevención y control de langostas en Cusco

164

La langosta migratoria es una plaga capaz de consumir una cantidad equivalente al alimento que necesitan 2500 personas en un día, por lo que es considerada uno de los problemas fitosanitarios más importantes para la agricultura.

Frente a esta situación, el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego, a través del SENASA, mantiene acciones de prevención y control fitosanitario permanente de la plaga, a fin de proteger la producción agrícola y evitar que los productores agrarios de la región Cusco sufran pérdidas económicas.

Para ello, los especialistas del SENASA realizan la prospección y evaluación en predios de cultivos agrícolas y áreas de vegetación silvestre, para determinar la densidad poblacional de la plaga y detectar a tiempo los agrupamientos de las langostas.

Durante el 2020, el SENASA realizó la prospección 2 579 hectáreas y consecuente control en 15 hectáreas afectadas, con la activa participación de los productores.

Para el 2021, la autoridad en sanidad agraria ha proyectado realizar la vigilancia en 3 000 hectáreas ubicadas en las principales zonas endémicas como Maranura, Paruro, Colcha, Huanoquite, Santa Ana, Yanatile, Limatambo, Llusco, Capacmarca y Colquemarca.

Plaga

La langosta es una plaga que amenaza los cultivos de distintos sectores productivos. En la región Cusco, está presente la especie Schistocerca piceifrons peruviana, que ataca todo tipo de especies vegetales (cultivadas y silvestres).

Se caracteriza por su gran facilidad para migrar de un sitio a otro en busca de alimento, se reproducen rápidamente llegando a formar devastadoras mangas, capaces de acabar con la vegetación de grandes extensiones de terreno.

Es por eso que el SENASA hace un llamado  a los productores que, ante la presencia de esta plaga, se comunique de manera inmediata  en las oficinas de cada provincia o agencias agrarias.