Acciones de control cultural mantendrán una incidencia baja de mosca de la fruta

570

A pocos meses de iniciar la campaña de exportación de mango 2023-2024 en Piura, el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego, a través del SENASA, viene coordinando con los productores para la ejecución de labores de control cultural, como principal medida para mantener bajo control la plaga mosca de la fruta.

Esta iniciativa se viene realizando en diversos sectores de Piura, con el objetivo de comprometer a los productores en la ejecución de labores culturales, que representan el 80% de las acciones más efectivas para el control de esta plaga.

Las labores de control cultural se deben realizar de forma permanente y están orientadas a reducir los estados inmaduros de la plaga mosca de la fruta, tales como huevos, larvas y pupas.

Entre las principales acciones se recomienda: recoger los frutos malogrados, en planta y suelo, para enterrarlos en un hoyo con una profundidad aproximada de 40 centímetros. Estas labores deben realizarse por lo menos dos veces por semana.

De manera complementaria, también se recomienda realizar el rastrillado de suelo (debajo de la copa del árbol) que permite exponer las larvas y pupas a los rayos del sol, y a enemigos naturales como son los pájaros o gallinas, cuando se alimentan de ellas.

Finalmente, a fin de generar condiciones adversas para la alimentación y refugio del insecto adulto de la mosca de la fruta, también se debe realizar podas sanitarias; con mayor énfasis, después de la temporada de cosecha.

¿Por qué erradicar esta plaga?

La mosca de la fruta es una plaga altamente peligrosa que produce daño directo a la pulpa de la fruta, generando su pudrición. Esta plaga restringe el acceso de frutas frescas a mercados internacionales; por lo que, los países importadores aplican medidas fitosanitarias muy rigurosas para mitigar el riesgo del ingreso de esta plaga.

Erradicar esta plaga significa un ahorro anual para los productores hortofrutícolas de aproximadamente 1200 soles por hectárea; por ello, es importante que más productores se sigan sumando a esta labor, puesto que, aún existen productores que dejan sus campos olvidados, permitiendo que esta plaga encuentre condiciones favorables para reproducirse.