Áncash: Vigilancia preventiva de caracol gigante africano en zonas agrícolas

Muestras de casos aislados en sectores urbanos son analizadas en Laboratorio Oficial del Senasa.

1710

Senasa-Recoleccion y destruccion de caracol gigante africanoEl Ministerio de Agricultura y Riego, a través del Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa, ejecuta acciones de vigilancia preventiva del caracol gigante africano (Achatina fulica), plaga aún no registrada en zonas agrícolas de la región Áncash.

Frente a los fenómenos climáticos presentados en la región, los servidores del campo del Senasa realizan la prospección de la plaga y permanecen alertas frente a la posible presencia del molusco en Áncash, considerando que ya se ha confirmado casos en regiones como Piura y Tumbes.

El caracol gigante africano está considerado como una de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo. Es una especie muy voraz que afecta numerosas especies vegetales, se alimenta de heces de animales muertos hasta de basura.

La primera vez que se detectaron caracoles gigantes africanos en el Perú fue en el año 2012, en San Ramón (Chanchamayo) y procedían de Brasil; fueron traídos como mascotas. Al reproducirse de forma desmesurada, su presencia en zonas urbanas fue cada vez más constante.

La autoridad sanitaria recomienda a los agricultores y población en general realizar el control colectando los moluscos en un recipiente con tapa, agregar agua con sal para acabar con esta plaga y, una vez muertos, cubrir con cal y enterrarlos. Para realizar estas labores, es necesario cubrirse las manos con guantes de látex o bolsas de plástico para no estar en contacto directo con el caracol o la baba del mismo.

A pesar que no se han registrado casos en el campo, el Senasa realiza la prospección de dicha plaga en zonas urbanas, por lo que se ha remitido muestras al Laboratorio Oficial del Senasa para el descarte y confirmación de las acciones de control y erradicación.

Actualmente, el Ministerio de Agricultura y Riego está realizando una extensa campaña de prevención y capacitación en el control de la plaga en las regiones más afectadas como las zonas de Piura, Tumbes y Junín y Selva Central (Chanchamayo y Satipo).