Apurímac: Productores producen semilla de papa de alta calidad en beneficio de la agricultura familiar

277

Con el objetivo de dotar de semilla de calidad para mejorar el rendimiento y rentabilidad de la producción de papa en los valles interandinos de la región Apurímac, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA) inspeccionó 40 hectáreas de papa en donde se producirán aproximadamente mil toneladas de semillas de alta calidad genética.

Las semillas de papas son producidas en zonas altoandinas de la región a una altitud de 3500 a 4200 metros sobre el nivel del mar. Las provincias productoras de estas semillas son Chincheros, en el distrito de Uripa y la provincia de Andahuaylas con los distritos de San Jerónimo, Pacucha y KisHuará, los cuales están en proceso de certificación en las categorías de básica, registrada, certificada y autorizada.

En junio del año pasado, los especialistas de SENASA retomaron las labores de inspección en los campos semilleristas de Apurímac y manifestaron que con la semilla convencional el productor obtiene un rendimiento de 10 a 15 toneladas; sin embargo, el agricultor que usa semilla certificada obtendrá un rendimiento aproximado de 30 a 40 toneladas por hectárea y eso significará una mayor rentabilidad. Las inspecciones de los campos continuarán en los próximos meses.

 SEMILLA CERTIFICADA

Con la alta calidad genética de esta semilla se obtendrá altos rendimientos y tubérculos libres de plagas y enfermedades. Para ello, los especialistas del SENASA realizan labores de inspección de acuerdo al “Reglamento Específico de Semillas de Papa”.

El objetivo de las inspecciones es cumplir las tolerancias máximas permitidas de la presencia de plagas y enfermedades en campo de multiplicación de semilla de papa durante el proceso de certificación.

“Hablar de semilla de calidad significa que debe cumplir los cuatro atributos: Fisicos, fisiológico, genético y sanitario. Todo eso origina un mayor incremento en el rendimiento pues la semilla es un factor básico determinante en la producción del cultivo”, explicó el especialista en Sanidad Vegetal e Inocuidad del SENASA Apurímac, Ing. Fernando Meneses Luján.

La semilla apurimeña tiene ganada un mercado nacional debido a que se distribuye en las ciudades de Ayacucho, Cajamarca, La Libertad, Huaraz, Huánuco, Tacna, Cuzco, Arequipa, Ica y Puno. “La calidad de la semilla de Andahuaylas está garantizada, pues es una semilla que generará alto rendimiento”, enfatizó el productor José Palomino Flores quién obtendrá su cosecha para el mes de junio.

VARIEDADES

Las variedades que están en proceso de certificación de la campaña 2020- 2021, que se cosechará a partir del mes de junio son: peruanita, única, serranita, cica, inia 303 canchan, ccompis, Chaska, tumbay, amarilis, putis, Yungay, huayro, q’eq’orani, gaspar, huamantanga, camotillo, huayro macho, sangre de toro.