Cusco: Escuelas de Campo promueven el desarrollo rural y competitivo en la agricultura familiar

309

Como parte de las políticas de gobierno enfocadas a la reactivación económica y desarrollo rural, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA) graduó a 641 productores que integraron las Escuelas de Campo, en la región Cusco.

Las jornadas de aprendizaje vivencial se desarrollaron durante el primer semestre del año en las provincias de Anta, Acomayo, Calca, Canas, Canchis, Espinar, La Convención, Quispicanchis y Urubamba; logrando que agricultores mejoren sus técnicas de producción en cultivos de maíz choclo, papa, plátano, naranja y mandarina.

Esta metodología de aprendizaje también implica la atención de ganaderos, a quienes se les enseñó a aplicar las Buenas Prácticas Pecuarias en la crianza del ganado de leche y carne, así como en la producción de aves.

En total, se desarrollaron 36 Escuelas de Campo que permitió que productores identifiquen los diversos problemas que se presentan en el proceso productivo e implementen un adecuado control de plagas y/o enfermedades, uso de controladores biológicos, manejo de agua y suelo, buenas prácticas de aplicación y almacenamiento de plaguicidas, productos veterinarios entre otras acciones.

Atención oportuna

La producción agropecuaria cumple el rol fundamental de proveer alimentos a la población y representa el modo de vida de miles de familias en el Perú; de ahí la importancia de adoptar las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) y Ganaderas (BPG) que permitan producir alimentos de manera responsable y amigable con el medio ambiente.

Nota: En Cusco, durante el año pasado se graduaron más de 1200 productores en las Escuelas de Campo.