Instituciones del sector agrario priorizan la sanidad agropecuaria en Apurímac

1616

SENASAEl Servicio Nacional de Sanidad Agraria – Senasa viene fortaleciendo las acciones zoosanitarias para salvaguardar la actividad agropecuaria de los pequeños productores de la región Apurímac y así prevenir brotes de enfermedades y plagas que puedan mermar la producción local.

El avance de las actividades fue detallado en Andahuaylas durante la última reunión de trabajo del Comité de Gestión Regional Agrario de Apurímac, que integra el Senasa junto a otras instituciones del Ministerio de Agricultura y Riego, en la que se abordaron temáticas en materia de sanidad animal y vegetal con miras a evitar pérdidas económicas.

De enero a la fecha, los servidores del campo han vacunado a 6,922 animales contra la rabia de los herbívoros, beneficiando a 974 ganaderos de las zonas rurales, sin embargo, la meta programada para este año es atender a 53 mil 900 cabezas de ganado.

Además se ha inmunizado a más de 9 mil cerdos para protegerlos de la peste porcina teniendo como meta la atención de 24 mil 730 animales hasta mayo próximo.

En el aspecto agrícola, 30 productores de papa de los distritos Kaquiabamba (Andahuaylas) y Colcabamba (Aymaraes) vienen siendo capacitados, mediante escuela de campo de agricultores, en las técnicas del manejo integrado de plagas, que contribuye a reducir el uso de agroquímicos en los cultivos.

Agricultura

En la reunión de trabajo del Comité Regional de Gestión Agraria de Apurímac, también se informó que el Ministerio de Agricultura y Riego, a través de otras instituciones, viene desarrollando labores a favor del sector.

Programa de Desarrollo Productivo Agrario Rural – Agrorural, por ejemplo, ha comprado 6,357 toneladas de papa a pequeños agricultores de la región afectados por un excedente en su producción, en cumplimiento al Decreto de Urgencia 002-2018.

Por su parte, el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre – Serfor tiene identificado 244,307 hectáreas como sitios prioritarios para la restauración de áreas degradadas y ha restaurado 100 hectáreas degradadas por incendios forestales y tala de bosque en la comunidad de San Ignacio de Kiuñalla, del distrito de Huanipaca (Abancay), como proyecto piloto.