La Libertad: Control de la mosca de la fruta evita pérdidas económicas a productores hortofrutícolas

292

Con el lema “Erradicar las moscas de la fruta está en tus manos”, el Proyecto de Erradicación de Moscas de la Fruta del SENASA viene reduciendo el impacto negativo que ocasiona la presencia de esta plaga en los valles frutícolas de la región La Libertad.

La intervención se despliega en las zonas de producción de Jequetepeque (provincias de Chepén y Pacasmayo), Chicama (provincia de Ascope) y Santa Catalina (provincia de Trujillo), en beneficio de más de 8 mil pequeños productores que se ubican en estos sectores.

Para eliminar la plaga, los pequeños productores deben realizar el recojo y entierro de frutos agusanados en sus campos; además de darle las facilidades al SENASA para la aplicación del control químico en sus parcelas, como medida complementaria.

¿Qué son las moscas de la Fruta?

Es una plaga altamente peligrosa que produce daño directo a la pulpa de la fruta, generando una pudrición, y ocasionando pérdidas económicas considerables a los productores hortofrutícolas de la región.

Esta plaga restringe el acceso de frutas frescas a mercados internacionales, por lo que los países importadores aplican medidas fitosanitarias muy rigurosas para mitigar el riesgo del ingreso de esta plaga a sus respectivos mercados.

Acciones articuladas

Para la sostenibilidad del control y erradicación de las moscas de la fruta es fundamental que el productor asuma de manera responsable y sostenida la ejecución de las labores culturales en su campo; considerando que estas acciones les permitirá reducir en un 80 % la incidencia de esta plaga.

Solo así, podrán cosechar frutos sanos y de buena calidad; beneficio directo que generará una mayor rentabilidad, año tras año.

Estas acciones consisten esencialmente en el recojo y entierro de frutos agusanados, rastrillado de suelos y poda de árboles como palto, mango, guayaba, uva, ciruela, guanábana y entre otros, hospederos de la plaga.