Lambayeque: Operativo multisectorial verificó condiciones sanitarias de centros de faenamiento de aves

449

Para salvaguardar la inocuidad en el procesamiento de los alimentos, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA) en coordinación con la Policía Nacional, Gobiernos Locales y Ministerio Público, verificaron las condiciones sanitarias en las que operan los centros de faenamiento de aves, en la región Lambayeque.

Esta actividad articulada formó parte de operativos inopinados que se vienen realizando en los distritos de Tumán, Monsefú y Reque; logrando intervenir tres (3) establecimientos que operaban sin la autorización del SENASA y sin licencia municipal, constituyéndose como lugares clandestinos e informales.

Durante la inspección, se puedo observar que las instalaciones carecían de condiciones óptimas de sanidad para realizar el beneficio de aves, poniendo en riesgo la salud de los consumidores; pues era evidente la insalubridad y el alto riesgo de producirse una contaminación cruzada de los productos cárnicos, que posteriormente eran comercializados en los mercados de abastos.

También se pudo constatar que el personal encargado de la operatividad del centro de faenado carecía de los implementos de seguridad e indumentaria adecuados; por lo que la Municipalidad procedió con el comiso de las carcasas, que son consideradas un riesgo para la salud pública y para la sanidad avícola; finalmente se hizo la destrucción de lo incautado bajo la supervisión de los inspectores del SENASA.

Normativa vigente

La norma señala que los Centros de Faenamiento de Aves deben contar con ambientes e infraestructura que permitan las condiciones sanitarias y de higiene; los equipos y materiales con los que se realiza el beneficio de las aves deben estar en óptimas condiciones, y el personal debe tener toda la indumentaria de protección que garantice que los alimentos no se contaminen.

Además, estos establecimientos deben estar bajo la dirección técnica de un médico veterinario autorizado por el SENASA, quien da garantía de que las aves están sanas, aptas para su beneficio y consumo; disminuyendo la presencia de las enfermedades transmitidas por los alimentos – ETAs.