Productores se gradúan en Buenas Prácticas Agrícolas y Pecuarias en Amazonas

458

Durante el segundo semestre del año, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria (SENASA) ejecutó 25 Escuelas de Campo de Agricultores (ECAs), donde participaron 430 agricultores logrando graduarse 393 pequeños productores agrícolas y pecuarios en la región Amazonas.

Cada escuela concentró un promedio de 15 agricultores, con un facilitador del SENASA a cargo de guiar el aprendizaje bajo la filosofía “Aprender haciendo”.

Mediante estos espacios de aprendizaje, el SENASA tiene como propósito de incentivar la producción de alimentos sanos e inocuos, libres de contaminantes; y de esta manera, garantizar el bienestar de los productores y consumidores.

En total, el SENASA logro implementar ECAs en la segunda mitad del año; en donde se vienen implemento las Buenas Prácticas Agrícolas en la producción de limón (1), maíz (4) y plátano (10); y las Buenas Prácticas Pecuarias en producción de leche cruda (3), carne de aves (4), cerdo (1) y bovinos (2).

Con estos espacios se dio énfasis al intercambio de conocimientos, de forma horizontal y participativa. Con esta estrategia el SENASA ha logrado llegar a comunidades y centros poblados de los distritos de Jazan, Florida, Colcamar, Levanto, San Isidro de Mayno, El Milagro, Aramango, Longar, Cajaruro, Bagua grande, Imaza, El Parco, Jamalca y Limabamba, en las provincias Bongara, Utcubamba, Bagua, Luya, Rodríguez de Mendoza y Chachapoyas.

Los especialistas del SENASA entrenaron a pequeños productores en la aplicación de las Buenas Prácticas Agrícolas, desde el diagnóstico de la zona, análisis de suelo, selección de semillas, manejo integrado de plagas, reducción en el uso de plaguicidas químicos, entre otros de importancia, para lograr la mejora de producción y productividad de sus cultivos.

Asimismo, en la aplicación de las Buenas Prácticas Pecuarias, como la instalación de corrales, genética de los animales, calendario de vacunaciones, alimentación saludable, alimentación adecuada, entre otros aspectos; necesarios para el crecimiento y desarrollo de animales sanos.

Las Escuelas de Campo se desarrollaron en 12 sesiones de aprendizaje, al concluirlas satisfactoriamente, los productores obtuvieron una constancia que los califica como expertos en Buenas prácticas Agrícolas y Pecuarias, y cuentan con el conocimiento y la capacidad de gestionar sus cultivos y crianzas, conservando la inocuidad del alimento, informó la autoridad sanitaria nacional.

Esta estrategia se ejecutó por el SENASA a nivel nacional, y forma parte del Proyecto de Mejoramiento de la Inocuidad de los alimentos de producción y procesamiento primario y piensos.